BAQUIA

Cristina Bueno, Voddler: “Competimos con la disponibilidad”

Voddler se presentaba oficialmente en España hace una semana con una versión en abierto después del periodo de beta por invitación. Hablamos con Cristina Bueno, Responsable de Comunicación para Voddler España, sobre los planes y objetivos de la compañía sueca de vídeo bajo demanda.

¿Por qué habéis elegido España como primer destino para la expansión fuera de Escandinavia?

En parte, por la tradición cinéfila del país. El público español es un público interesado en cine, acostumbrado al visionado de películas online, así lo demuestran los altos índices de descargas de películas. Teníamos claro que queríamos desembarcar en un gran mercado europeo que tuviese interés por las nuevas tecnologías y tuviese una buena penetración de banda ancha y con tarifas planas.

¿Qué objetivos os habéis fijado para España?

El mercado español es prioritario para nosotros, no sólo porque es nuestro primer mercado fuera de Escandinavia, sino porque tiene el potencial de convertirse en nuestro mercado más fuerte. Los objetivos para España no son muy diferentes a los marcados en Escandinavia y en nuestros próximos mercados: ayudar a la industria del cine a hacer la transición al mundo digital, especialmente cuando el entretenimiento en casa y la manera en que la gente disfruta de películas fuera del cine está cambiando.

¿Cuáles son vuestros próximos destinos internacionales?

Tenemos previsto lanzar Voddler en la mayoría de países de Europa durante el 2012 y hacerlo conjuntamente con nuestro partner Nokia, para el que hemos desarrollado una exclusiva app, con funciones únicas para la plataforma de Lumia, como la aplicación Movie Night, que permite organizar noches de cine online invitando a amigos y disfrutar de la misma película en distintos dispositivos.

Como bien sabréis, España es un país con más de 5 millones de parados y muchos internautas acostumbrados a las descargas gratuitas. ¿De verdad creéis que van a pagar por ver una película, aunque sean 2.5 euros?

Desde nuestro punto de vista, aquello con lo que realmente estamos compitiendo es disponibilidad. La gente quiere ver películas cuando y donde quieren, y ahora mismo la única manera de hacerlo es a través de sitios piratas. Partiendo de nuestra experiencia en Suecia y en Escandinavia, donde la piratería estaba tan extendida como en España, sabemos que la gente está a dispuesta a pagar por un buen servicio, ya sea con dinero (en alquiler de películas) o con tiempo (para las películas de visualización gratuita con publicidad). Y es que si una película está de forma legal en el catálogo de Voddler, no hay pirata que la quiera descargar, ¿verdad?

¿Cómo convencerías al usuario acostumbrado al P2P o a las descargas directas para que pague por ver una película en vuestro servicio?

Si están buscando alternativas justas y legales, ya las hay…

En Voddler no hay una suscripción mensual, como en otros servicios similares de vídeo en streaming. ¿Por qué no la habéis contemplado?

Nuestra oferta se basa en dos pilares: el alquiler pay-per-view o pago por visión de títulos recientes -las novedades que encontraríamos en un videoclub- y los títulos de visualización gratuita con publicidad, que suelen ser los títulos que podemos ver en los canales de televisión y son precisamente los que otros servicios ofrecen en sus paquetes de suscripciones mensuales. En nuestro caso, hemos elegido ofrecerlos gratuitamente al usuario, con publicidad al principio de la película.

Cada vez hay más oferta de cine en streaming. ¿Qué destacarías de Voddler que no tenga la competencia?

Somos el único servicio VOD (video on demand) en cualquiera de los mercados en los que estamos operativos que ofrece una gran parte del catálogo como gratuito. El tamaño de catálogo estándar de Voddler contiene unos 5.000 títulos, de los cuales el 60-70% son títulos de visualización gratuita con publicidad. Esto es posible gracias a nuestra tecnología patentada de streaming distribuido, VoddlerNet, donde todos los usuarios de Voddler comparten su banda, permitiéndonos ofrecer mejor calidad de streaming, y al mismo tiempo reducir costes y poder ofrecer una parte del catálogo como gratuito.

Vuestra idea es cambiar el ciclo tradicional de distribución de las películas, para acabar estrenándolas al mismo tiempo que en las salas. ¿Crees que lo lograréis?

Los cambios siempre son lentos y ahora estamos en un momento de transición. Tomará algún tiempo para la industria del cine descubrir cómo comercializar "de una manera justa" sus productos en un mundo digital.

Desde que empezamos, nos hemos enfrentado a un reto. No es fácil tener un catálogo con un componente gratuito. Parte de nuestro éxito se basa en nuestra relación con las distribuidoras, una relación de confianza, en el sentido que no sólo promocionamos sus contenidos, sino que sobre todo se respetan los derechos de propiedad y la distribución de forma responsable. Esta una relación que toma tiempo y que nosotros hemos construido y consolidado durante los últimos años. Trabajamos mano a mano con las distribuidoras y buscamos nuevos modelos de negocio conjuntamente en este mundo digital.

Los "viejos" modelos de negocio tienen mucha fuerza y sobre todo, la estructura de las ventanas de distribución, que es muy rígida: la película pasa al cine, luego al DVD, seguido de TV de pago y finalmente la televisión en abierto. En el tiempo que llevamos, hemos conseguido que los títulos en alquiler de Voddler estén disponibles al mismo tiempo que los lanzamientos de DVD y los títulos Play -gratuitos con publicidad- sean los mismos que ves en la televisión en abierto. ¡Esto ha sido un gran reto que hemos conseguido!

Creemos que llegará ese momento que veamos más lanzamientos simultáneos en cine al mismo tiempo que en VOD, pero tardará un poco hasta que se normalice. Hay ejemplos, como la película independiente "Margin call", que fue un éxito en Estados Unidos gracias a su estreno simultáneo en salas de cine y servicios de vod. Todo es posible, pero puede tomar tiempo.

¿Por qué se resiste la industria del cine a dar el paso?

No es que la industria se resista, sino que los “viejos” modelos de negocio que han regido durante años continúan teniendo mucha fuerza y los propietarios de contenido están preocupados por sus negocios en este nuevo mundo digital. Ahora, cuando el entretenimiento en casa y la manera en que la gente disfruta de películas fuera del cine están cambiando, es el momento de integrar nuevos modelos para comercializar el cine en un mundo digital, y a veces cuesta ser el primero en dar el primer paso.

Tal vez viste la última edición de los Goya. ¿Qué te pareció que el presidente de la academia de cine dijera que “Internet no forma parte todavía de la actividad económica del cine”?

No es de extrañar que no coincidamos con su punto de vista. El cine necesita a Internet y el video bajo demanda es el futuro para el cine y la televisión. Gracias a Internet, nunca ha sido tan fácil llegar a una audiencia con tu trabajo. Y esto es perfecto para todos aquellos que hacen cine. La industria del entretenimiento está en transformación, y la cadena de distribución tradicional está cambiando. Además, este debería ser el mejor momento como creador: ¡nunca ha sido más fácil llegar a una audiencia con tu trabajo!


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios