BAQUIA

Radiografía del emprendimiento español

Las conclusiones del encuentro se resumen en los siguientes puntos:

Los modelos de negocio del siglo XXI

• Aunque hace algunos años ya que hemos cambiado de siglo, el reto pendiente de las empresas pasa por hacer efectivo ese cambio en sus modelos de negocio y estructuras.
• Los jóvenes se comunican de manera digital y entienden el concepto de la privacidad de manera diferente; cuando lleguen al ámbito laboral cambiarán también la estructura de la empresa.
• La globalización del mundo hace complicada la estrategia del pensamiento local como primer paso para ir hacia el global. Para dar un buen servicio la globalidad te sobrepasa, y sin embargo, sin un planteamiento global, sin esa vocación, la empresa no estaría en el siglo XXI.
• Importante el pensamiento “glocal”. Internet permite unir comunidades de intereses con alta especialización vertical (nichos) a nivel global, esto permite generar nuevas ideas de negocio impensables hasta ahora.
• La solución de estas cuestiones pasaría por avanzar hacia el autoservicio, un entorno personalizado en el que el cliente se sirva por sí mismo, lo que al mismo tiempo ayuda a fidelizar al consumidor.
• En la empresa del siglo XXI el talento pasa a ser aún más importante si cabe que antes. En el siglo XX el capital era lo primordial y lo fundamental, en este nuevo siglo no tanto.
• Internet ha posibilitado que los verdaderos talentos se comuniquen y se organicen en la red.
• Todos estos cambios aunque entrañan dificultades son también un momento de limpieza, de oportunidad. Avanzamos hacia la optimización de la industria en la que tiende a desaparecer lo intermediario, lo que no aporta valor añadido.

¿La seguridad jurídica para inversores y emprendedores en España?

• Tenemos un handicap añadido y es el “riesgo país” al formar parte de los denominados PIGS o economías periféricas.
• La imagen de España está dañada e incluso parece que para los inversores extranjeros asusta más que el riesgo que entrañan los planes de negocio en sí mismos.
• Por otra parte, sería bueno diferenciar entre los Business Angels y los Gestores de fondos de fondo. Estos últimos tienen una visión más básica de las líneas de negocio a emprender, cuentan con una imagen tal vez menos detallada de la parte macroeconómica del país; su credibilidad o la falta de ella les afecta aún más.

Inversión conjunta entre fondos independientes y corporate venture capital

• Cuando un emprendedor inicia su aventura tiene una esencia que le empuja en el camino y es peligroso que la pierda, es perjudicial para él y para el propio inversor que éste se convierta en un caníbal hambriento únicamente de rentabilidad. Evidentemente un inversor quiere ganar dinero, pero en la medida de lo posible no ha de condicionar la esencia del emprendedor
• Todo ello queda por tanto supeditado a la elaboración de un plan de negocio que ha de ser estudiado y aprobado con sus pros y contras por ambas partes.
• Un buen gestor no busca recursos a corto plazo, entenderá que la recogida es siempre posterior a la siembra.
• Para acertar una vez hay que fallar otras muchas. Por supuesto que de esos errores y de un cierto aire de prepotencia del que pueden llegar a pecar las grandes compañías, también se aprende.

Estudio de los casos de éxito… Y cómo afecta al mercado de la inversión en empresas tecnológicas

• Estudiar los casos de éxito es una de las formas para aprender
• La idiosincrasia del carácter español hace que en ocasiones no colaboremos todo lo necesario para sacar adelante nuestros negocios. Se dan muy pocos procesos de fusión y es que hay empresas que prefieren cerrar o cambiar de actividad antes de fusionarse con la competencia.
• El intercambio de información crea valor y el fusionarse y crecer puede ser una de las maneras de hacer frente en positivo a la crisis.
• “Si quieres la paz, prepara la guerra”, dice el proverbio. En cierto modo también en el emprendimiento ha de ser así, para conseguir el éxito hay que equivocarse muchas veces antes. Hay que asumir que la probabilidad de fracasar forma parte del juego.
• Una ambición sana empujará al emprendedor a buscar la financiación allí donde esté, fuera de nuestro país incluso. Hay que tener esa amplitud de miras global porque tenemos un mercado pequeño.
• La obtención de financiación no es excesivamente complicada para la primera vuelta -tampoco se trata de un camino de rosas-, lo difícil es conseguir el dinero en una segunda o tercera vuelta.

La creación de un "Fondo de Fondos Español"

• ¿Realmente no hay un proyecto en el que puedan ponerse de acuerdo varios inversores, apostar por él y hacer de él un proyecto de bandera español?
• El emprendedor, el que realmente genera una idea brillante ha de gastar energía y fuerza en el tema burocrático, en la presentación y en la búsqueda de inversión para arrancar la actividad. ¿Se podría crear un sello de calidad que garantizara a un posible inversor al menos una parte de la iniciativa?
• No se trata de llegar a un acuerdo global entre inversores, porque el mercado hace su labor y sobreviven los más fuertes, pero se pude trabajar en aras de crear esa fortaleza, de generar.

Grandes empresas y el reto de Internet

• No son sólo las startups las que tienen dificultades para hacer frente a la situación, las grandes empresas se enfrentan al reto de subirse al tren de Internet.
• La estrategia en la que están ahora inmersos los grandes medios de comunicación es la integración vertical, aunque aquí surge el riesgo de vivir una fuga de talentos; los mejores en ocasiones acaban derivando hacia negocios de línea puramente digital.
• El mundo de los anuncios clasificados ha sido uno de los ejemplos de cómo afrontar el cambio: medios que en el soporte papel han generado importantes beneficios con este tipo de anuncios ya han perdido su tren. No han sabido gestionar bien el cambio y el salto ha sido erróneo.
• Las empresas grandes no son capaces estadísticamente de generar innovación desde dentro, puesto que normalmente se crea en un departamento diferenciado y después existe el problema de cómo integrarlo en la gran máquina.
• Hay grandes empresas como Google que han dejado de innovar y han cambiado de estrategia, ahora innovan únicamente a través de la compra. Y, sin embargo, hay empresas muy grandes que tienen una importante trayectoria innovadora, como Apple.

En definitiva, en este encuentro quedó claro que el esfuerzo ha de ir en la línea del trabajo, de la ambición bien entendida, de los proyectos realmente innovadores. A partir de ahí, y si el proyecto es bueno, la financiación se encuentra. Hay que ser valiente, perder el miedo al riesgo y tener en cuenta que el mayor fracaso es no intentarlo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios