BAQUIA

Consultar antes de disparar

En todo gran proyecto de Internet surgen problemas importantes a los que hay que hacer frente. La necesidad pone presión al emprendedor y éste tiene la tentación de tomar el toro por los cuernos y “tirar para adelante”. Pocos piensan en esos momentos en sus accionistas y es crucial. Cualquier momento clave de la empresa, sobre todo con necesidades inmediatas, requiere el consenso de los socios y la mejor manera de conseguirlo es consultarles. Pocos lo hacen.

Se tiene la tendencia de creer que un inversor es un socio pasivo que solo aporta capital. Así es en muchos casos pero, ante la supervivencia de una inversión o el restablecimiento de una línea de crecimiento crucial, los socios pueden -y deben- ser consultados. Muchos de ellos ya han vivido ocasiones similares en otras de sus inversiones y pueden darnos ideas y, sobre todo, impedir que cometamos el error de precipitarnos con soluciones que, ya probadas antes, saben que no funcionarán.

Un socio consultado tiene una predisposición a ayudar que no tiene el que no lo está. En DaD tenemos muchos de los 84 socios que tambien han invertido con nosotros en otras participadas. Siempre contamos con ellos para los momentos clave de una de ellas. Os aseguro que funciona.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios