BAQUIA

La satisfacción personal

Has triunfado, acabas de vender bien una empresa que creastes -con un par de colegas- hace 5 años y, además de un porrón de dinero, tienes de nuevo tiempo libre y dinero para disfrutarlo, algo que te ha faltado durante todo ese tiempo. Primero, si tienes alguien con quien compartirlo -marido, mujer o como dicen los alemanes, compañero/a de vida- te dedicas un par de meses a disfrutar de la vida viajando por esos parajes que nunca antes te pudistes permitir y, además, en business que narices…

Acabas de volver, morenito/a y relajado/a y te miras al espejo de ese nuevo pedazo de cuarto de baño que tienes. ¿Y ahora que? parece devolverte la imagen que ves. La satisfacción personal es algo difícil de graduar o de cambiar. Puedes haberte hecho rico, tener dinero y tiempo pero….no estar satisfecho.

Ahora que has vendido te empiezas a preguntar, ¿Y si hubiera esperado algo más? ¿Porque no aguanté hasta la salida a Bolsa de la empresa? En fin, muchos emprendedores, cuando han tenido éxito, terminan convertidos en Business Angels y dedicando buena parte de su tiempo a ayudar a emprendedores en beneficio propio.

Desgraciadamente, en España, son todavía “rara avis” y necesitamos muchos para poder sacar este país adelante…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios