BAQUIA

El envoltorio digital vale más que el producto

En el mundo del Siglo XXI hay que saber contar historias y para ello es necesario que nuestros productos/servicios vengan acompañados de “envoltorios digitales”. ¿Que es eso? El contenido de información del propio producto/servicio y las historias que se derivan de ello. Voy a poner un par de ejemplos para dejarlo claro.

Yo puedo, por ejemplo, vender pianos. ¿Habrá algo más físico que un piano? Pues bien, si creo un entorno online para su venta, cuento las historias de los grandes compositores que han utilizado mis pianos y permito audiciones -solo por invitación- de dicho instrumento tocado por alguno de los grandes maestros de la música de distintos géneros, he creado un “envoltorio digital” a su alrededor. Si luego consigo que haya empresas -apasionadas por la música- que quieran usar mis “conciertos online” para una parte escogida de sus clientes más importantes, puedo haber encontrado un nuevo modelo de negocio en el que los pianos valen cada día menos y las ventas por los servicios musicales de nuestra empresa, cada día más. Es un ejemplo exagerado para que se entienda bien.

Otro ejemplo puede ser el de contenidos de alto valor añadido para un sector concreto, por ejemplo, el tecnológico, en el que generemos información contrastada y razonada sobre temas candentes del momento que vendemos a empresas especializadas que nos pagan por “regalárselos” a sus clientes principales.

En este mundo moderno cada vez habrá soluciones más imaginativas para conseguir pagos por uso que vendrán, en muchos casos, financiadas por terceros interesados en nuestros “envoltorios digitales”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios