BAQUIA

Parálisis de inversión y depresión española

Sii estás depre no puedes hacer nada. Conseguir que todo un país esté depre debe ser el equivalente en un negocio a que tus competidores te hayan sacado un mejor producto a la mitad de precio…o peor.

Cristina nos hace la siguiente reflexión:

\”Cristina en La falta de optimismo como tónica

Es deprimente lo que leo en y escucho en los medios Españoles. Hay un pánico tremendo. La gente está a la expectativa, hay muchísima incertidumbre sobre como va a acabar todo esto y están esperando porque ahora no es momento para hacer ningún tipo de movimiento. He escuchado ya más de una vez en debates que \”ahora mismo no hay ningún sector en el que invertir porque no hay nada rentable\”. En concreto recuerdo que se dijo algo en esta dirección en Al rojo vivo de La sexta. En este país hay dinero, pero el dinero está parado por el pánico que hay. Es necesario hacer fluir ese dinero hacia sectores con futuro. No sé si está en tus manos, pero estaría genial que te invitaran a alguno de estos debates que tienen tanto público para animar a la gente a mover el dinero.\”

Mi comentario:

Tienes toda la razón, Cristina. El que tiene dinero está paralizado de estupor y no sabe que hacer. La gente que tiene dinero lo tiene invertido y, en estos momentos, pocos son los que no han tenido mermas de entre un 30 y un 70% dependiendo del mix de inversión que hubieran escogido para su fortuna. Eso les hace desconfiar de todo y no hacer nada lo que produce una parálisis muy negativa.

En los entornos de empresas del Siglo XXI, que siguen creciendo y teniendo oportunidades a largo plazo, eso se empieza a reflejar en las inversiones de \”Business Angels\” ya que, los pocos que hay en nuestro país, también afectados por la situación, tienen poca disposición a ayudar a sus inversiones con nuevas inyecciones de capital aunque vean que están creciendo.

En mi modesta experiencia a todos nos afecta el ver un entorno deprimido, sin ideas y queriendo buscar cobijo en viejas fórmulas que ya nunca volverán. Los que estamos en la reinvención del Siglo XXI debemos ser optimistas, no dejarnos influir por el entorno y crear nuevas empresas de éxito.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios