BAQUIA

Stuxnet, el virus espía que se le fue de las manos a EEUU

Stuxnet es un virus que formaba parte de un programa de guerra cibernética puesto en marcha por George Bush y heredado por Barack Obama (International Strategy for Cyberspaceen pdf) para atacar las plantas nucleares de Irán. Todo marchaba acorde a lo previsto hasta que en verano de 2010 se perdió el control sobre el virus. Después de que el programa fuera conocido por la opinión pública, Obama ordenó acelerar las operaciones contra Irán, con el nombre clave de ''Olympic Games''.

Dos años después del caso, EEUU y Stuxnet vuelven a estar en el punto de mira a raiz de la inminente publicación del libro "Confront and Conceal: Obama's Secret Wars and Surprising Use of American Power" del periodista David Sanger, que saldrá a la luz la próxima semana, pero del que ya se han difundido algunos extractos. New York Times ha publicado un artículo resumiendo el proceso de desarrollo, lanzamiento y "fuga" del gusano Stuxnet

Tanto EEUU como el gobierno israelí estuvieron implicados en el desarrollo de Stuxnet. El programa estaba destinado a impedir a Irán la fabricación de armas nucelares y disuadir a Israel de lanzar un ataque militar preventivo contra Teherán, saboteando el hardware y las instalaciones iraníes para purificar uranio.

Cuando Stuxnet estuvo listo, EEUU e Israel utilizaron espías y agentes para conseguir acceso a la planta nuclear de Natanz e introducir físicamente el virus en sus sistemas. Se suponía que Stuxnet sólo afectaría a las instalaciones de Natanz, pero las tarjetas de memoria y los USB provocaron su propagación. Tal vez el mismo agente doble que introdujo el malware en la planta lo sacó en su propio portátil y lo difundió por Internet. Entonces Stuxnet dejó de ser un proyecto secreto

Sanger ha trabajado durante 18 meses entrevistando a actuales y ex funcionarios estadounidenses, europeos e israelíes que participaron en el programa. Un arquitecto no identificado declaró: "Ese fue nuestro santo grial. Resulta que siempre hay un idiota por ahí que no piensa mucho sobre lo que puede suponer tener la unidad de disco USB en su mano."

Y así fue cómo Stuxnet se le fue de las manos a EE.UU. Una historia real sobre espías, ciberguerras y seguridad, que ahora podremos leer como si se tratara de ciencia ficción.

Stuxnet

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios