BAQUIA

¿Debe el emprendedor cobrar un sueldo?

Un lector de Infoman me hace la siguiente pregunta:

Hola Rodolfo, el final de tu post me ha disparado una duda que llevo tiempo sin resolver y por lo que parece las opiniones que veo sobre el tema distan mucho entre si. Me encantaría conocer tu opinión al respecto porque sería concluyente para mí. ¿Es correcto que el equipo fundador se ‘ponga’ un sueldo que les permita ‘ir tirando’ hasta la consecución de los primeros beneficios? Es decir, que les permita pagar (casa, coche, comida etc).. ¿o deben haber ahorrado antes de iniciar el proyecto para sobrevivir de lo ahorrado y morder polvo hasta que las cosas salgan? He leído que la opción de sueldos bajos para los fundadores pueden hacer que estos trabajen mas duro para llegar a los resultados y también he leído que hacer esto a los fundadores de un proyecto es un tontería arriesgada que se usa para “maximizar” de algún modo la participación por parte del inversor al ahorrarse sueldos, ya que la tranquilidad económica personal hace que el equipo esté mas motivado y concentrado de forma evidente. Esta claro que aumentar tus ingresos mensuales a costa de una inversión externa que aún no ha recibido su retorno es una opción muy negativa y perjudicial, aún si la idea vale mucho..Pero recortarlo hasta el nivel de ‘supervivencia’ del modo de vida ‘preemprendimiento’ también parece en muchos casos no ser correcto a ojos de inversión… No se que pensar.. Muchas gracias!”

Mi comentario:

Cada caso es un mundo pero voy a tratar de darte una respuesta concreta sacada de mis experiencias con start-ups en los últimos 20 años.

Emprender tiene que ser “low cost” hasta que se tenga claro que el modelo funciona. Cuando menos gastes/inviertas en este periodo de prueba, que puede llegar a dos años, más posibilidades de éxito te dejas. Como regla general nosotros pedimos al emprendedor que su sueldo sea entre un 30 un 40% del último sueldo que tuvo como empleado con un límite máximo de 50.000 Euros al año. En cualquier caso, nunca se le permite cobrar más dinero que haya tenido como empleado. Si no ha trabajado nunca, el sueldo debe ser “mileurista” hasta probar el modelo.

Se entiende que la parte que pierde la recupera en opciones adicionales sobre acciones para compensarle. Este mismo trato se tiene que aplicar a todo el equipo emprendedor -que no empleado- Puede ser necesario en un momento dado contratar a un “crack” que no es emprendedor y al que hay que pagar precios de mercado pero esto suele suceder más adelante, con la empresa ya lanzada y con posibilidades de realizar aumentos de capital importantes.

Cada día existen más ejecutivos con algo de dinero ahorrado que quieren realizar su sueño de emprender y están dispuestos a jugarse una parte importante de sus ahorros. Eso hace que, en estos momentos, haya mucha oportunidades de juntar emprendedores sin recursos con ejecutivos con ellos y crear verdaderos equipos ganadores.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios