BAQUIA

Ya no usamos el móvil para llamar

Los últimos smartphones de gama alta llegados al mercado, como el Sony Xperia Ion o el Samsung Galaxy S III, esconden en algún lugar de su diseño o sus múltiples funcionalidades un botón para hacer llamadas de teléfono… Una función que cada vez usamos menos.

Según una encuesta de la operadora móvil británica O2, los propietarios de smartphones ya no usan sus teléfonos principalmente para llamar, sino que dedican la mayor parte de su tiempo a navegar por Internet y al entretenimiento.

De las dos horas que los dueños de un smartphone pasan al día interactuando con sus amados gadgets, como media sólo dedican 12 minutos a hablar. En cambio, pasan 42 minutos navegando, repartidos entre navegar por Internet (con 25 minutos diarios la principal actividad) y las redes sociales (17 minutos). En España, el 64% de los usuarios de smartphones utiliza su terminal para conectarse a Internet, el 59% varias veces al día.

En tercer y cuarto lugar de los usos más frecuentes se encuentran otras actividades también relacionadas con el entretenimiento y la diversión: la música (15 minutos diarios) y los juegos (14 minutos),.

Usos movil

Según la encuesta de O2, otra función que ha bajado su popularidad son los SMS. Con aplicaciones como WhatsApp o las redes sociales, los mensajes de texto están pasando de imprescindibles a caer en el olvido. A esto se suma que las operadoras de telefonía no los suelen incluir en sus planes de precios, por lo que han pasado a un discreto séptimo puesto (10 minutos diarios), por detrás de la lectura del correo (11 minutos).

David Johnson, General Manager de dispositivos de O2, ha afirmado que los nuevos smartphones son como una navaja suiza digital, que con su carácter multiusos han sustituido a relojes, libros o incluso ordenadores portátiles. Además, Johnson considera que los smartphones están sustituyendo a otros objetos que antes eran indispensables, como los despertadores o los relojes de pulsera.

Por ejemplo, el 39% de los encuestados afirma que prefiere tomar fotografías con su teléfono móvil. La mejora de calidad en las cámaras de los teléfonos móviles, el hecho de no tener que llevar encima dos objetos (cámara y teléfono) y el beneficio de poder compartir al instante las fotografías han hecho que los usuarios se decanten por las cámaras integradas en los smartphones.

Una tendencia que ya repercute en las ventas de cámaras digitales. Otro estudio, este de Mintel Technology, estima que las ventas de cámaras fotográficas han caído un 29% en los últimos 5 años, y un 21% las de cámaras de vídeos. Un mercado joven que se desintegra rápidamente ante los benificios que aportan los smartphones, y que deberá reinventarse si no quiere ver como en poco tiempo las cámaras se convierten también en antiguallas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios