BAQUIA

Los ciberdelincuentes ahora van a por las Smart TVs

 

Smart_tv_hacked_v7_small

Los ciberdelicuentes tienen un nuevo desafío: las televisiones inteligentes. Estos dispositivos que representan la convergencia tecnológica entre los televisores tradicionales y los ordenadores son capaces de ofrecer todo tipo de servicios de forma online a través de su conexión a Internet (alquilar películas, realizar video llamadas, comprar…).

Quizás porque una Smart TV permite interactuar directamente con el usuario, se convierte en un objetivo potencial para los ciberdelicuentes. A través de ellos no sólo se podría acceder a los datos personales del usuario, sino además espiar el interior de sus salones. Muchos fabricantes ya integran en sus equipos pequeñas cámaras y programas que permiten funciones de videollamada. Eso significa que, si consiguen el control de la TV, los ciberdelincuentes podrían invadir su privacidad.

Pero estos no son los únicos elementos de las Smart TVs que atraen el interés de los ciberdelincuentes. Según G Data con el nacimiento de este nuevo "dispositivo inteligente", los ciberdelincuentes tendrán acceso a un nuevo grupo de internautas, e incluso podrían utilizar su alta capacidad de computación para realizar los conocidos como ataques de fuerza bruta (consecución de contraseñas) gracias a la gran potencia de los procesadores de estas televisiones inteligentes.

De hecho, según explica Ralf Benzmüller, experto en seguridad en G Data Software, "en el futuro es posible que los televisores domésticos se utilicen para ataques DDoS contra todo tipo de empresas o instalaciones industriales o como herramienta eficaz para el robo de contraseñas”.

Las conexiones a Internet que hacemos desde el sofá, vía portátil, smartphone o tableta, ahora empiezan a hacerse paulatinamente desde el propio televisor. "Las fronteras entre smartphones, ordenadores y televisión cada vez son más borrosas. Se puede ver la TV desde el smartphone y se puede navegar desde la TV. La TV vía Internet ofrece un enorme potencial para las estafas y los ciberdelincuentes tratarán sin duda de explotarlo", explica Enzmüller.

Esta convergencia de “dispositivos smart” promueve un nuevo negocio para los proveedores de servicios de pago o de comercio electrónico. Y como apunta Benzmüller, “será inevitable que los ciberdelincuentes no sientan también la atracción irresistible de este potencial nuevo negocio”.

Es probable, que con este nuevo mercado en pleno auge los ciberdelincuentes ya estén planeando cómo atacar estos dispositivos. Benzmüller asegura que “ya estarán trabajando con los kits de desarrollo que los fabricantes de estos televisores ofrecen libremente a sus socios para la creación de soluciones, apps y servicios complementarios con el objetivo de descubrir vulnerabilidades y oportunidades de negocio".

Si todo esto es así, seguramente no tardaremos en tener noticia de la detección de los primeros smart tvs infectados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios