BAQUIA

Las 3 uves de Big Data: volumen, velocidad y variedad

Cloudprovider

Stefan Schmidt, director de Estrategia de Producto de hybris

Los datos están de moda. En el informe "Big Data frontier" publicado por McKinsey en 2010, la consultora predijo un incremento del 60% en los ingresos de explotación del sector del retail gracias a lo que en el sector de las TI se denomina Big Data. Esta perspectiva ha hecho que las tecnologías que lo permiten se hayan convertido en esenciales.

Ninguna compañía quiere "contaminar" su base de datos de transacciones con tal cantidad de datos, pero la demanda de información es tal que las empresas tienen que tener esa información accesible para que las herramientas de análisis puedan funcionar en tiempo real, dándole a las empresas más posibilidades de reaccionar a las tendencias cambiantes.

Es, por tanto, útil entender las "tres uves" de su Big Data: Volumen, Velocidad y Variedad.

Volumen

El volumen se refiere a la cantidad de datos generados por las empresas o por las personas. Las empresas de todos los sectores necesitan encontrar maneras de manejar el creciente volumen de datos que se crean todos los días. Nosotros podemos dar constancia de que esto está ocurriendo en nuestra base de clientes: catálogos de más de 10 millones de productos se han convertido en norma más que en excepción. Muchos clientes que no sólo tiene que gestionar sus productos, sino también sus usuarios, pueden fácilmente alcanzar más de un 1 terabyte de datos.

Velocidad

La velocidad refleja la frecuencia con la que los datos se generan, almacenan y comparten. Recientes investigaciones indican que no sólo los consumidores, sino también las empresas, generan más datos y en menos tiempo. Las empresas sólo pueden sacar provecho de esos datos si pueden ser capturados y analizados en tiempo real. Hoy en día, ese es el punto en el que muchas herramientas de análisis, CRM, personalización, puntos de venta o sistemas similares se quedan cortos. Sólo pueden procesar los datos en tandas cada pocas horas, si es que pueden, lo que convierte los resultados en antiguos, en inútiles, puesto que los nuevos datos que señalan la realidad actual están siendo ignorados.

Variedad

La proliferación de nuevas fuentes de datos, desde redes sociales hasta M2M (máquina a máquina), así como móviles, añaden información a los datos tradicionales almacenados en cada transacción. Los datos ya no se pueden encajar en estructuras sencillas, fáciles de usar. Los nuevos tipos incluyen contenido desestructurado, datos geo-espaciales, información del hardware, localización, datos de velocidad de acceso, métricas, móviles, RFIDs, resultados de búsqueda, análisis de sentimiento, streaming, redes sociales, texto, web, etc. Nuestros rapid business objects (incorporados a nuestra plataforma hace ya 8 años) fueron precursores de esta tendencia, permitiendo a las empresas introducir rápidamente nuevos objetos de datos o ampliar los objetos existentes con nuevas características.

¿Por qué es importante entender esto? Porque los Big Data -o Datos HD– nos ayudan a entender mejor las interacciones del consumidor con la compañía. Permiten un mejor entendimiento de lo que le gustaría conseguir al cliente en cada fase del proceso, minimizando el riesgo de perderle entre una fase y otra, y asegurándonos de que el contenido que se les ofrece es el relevante.

Así que para que la empresa sea más útil para el cliente, para que sea algo que gusta, y para conseguir la conversión (la venta), es importante tener en cuenta las tres uves de los BIG Data.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios