BAQUIA

Un paso atrás para dar el salto

Una de las situaciones más frecuentes que pueden darse en una start-up es que se quede sin dinero y no consiga financiación. En su primera ronda –todos entusiasmados– habían conseguido una valoración alta y ahora, sin haber cumplido los objetivos del inicio, se ven forzados a buscar dinero a un precio al que el mercado no quería entrar.

A pesar de ello, la empresa promete, poco a poco va consiguiendo redondear su modelo de negocio, pero se está quedando sin dinero para continuar. La solución más rápida es reunir a los accionistas, volverles a entusiasmar, bajar la valoración para que quienes vuelvan a ayudar tengan una buena compensación en acciones y tratar de conseguir suficiente caja para volver a la senda de rentabilidad y un nuevo plan de negocio aunque sea mucho más conservador.

No es sencillo y molestará a muchos accionistas que verán su inversión inicial devaluada, pero si bajamos suficientemente el precio de la nueva ronda, les daremos un incentivo para que muchos prefieran seguir con la inversión y desembolsar una nueva cantidad para conseguir relanzar la sociedad.

En estos momentos en los que la caja es muy necesaria los proyectos buscando capital deben, sobre todo si han incumplido sus planes, ser humildes y reconocer que no todo ha ido como se esperaba.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios