BAQUIA

Las tiendas empiezan a pagar a gente por recomendar sus productos en las redes sociales

Sin duda, se trata del sueño de cualquiera de los cientos de usuarios que diariamente pasan horas comentando y posteando links sobre compras y productos en las redes sociales. Julie Medeiros es un ejemplo de cómo estas horas podrían empezar a monetizarse. Ella piensa que su gusto para la moda es algo que vale la pena y con lo que puede ganar dinero. Y efectivamente, está en lo cierto. Concretamente puede ganar alrededor de 50 dólares al mes.

                     03shop-sfspan

Julie no es una experta en estilo, en realidad trabaja en una agencia de talentos en Manhattan. Pero desde hace algún tiempo, algunas tiendas están ofreciendo pequeñas cantidades de dinero a aquellos compradores que publican en las redes sociales comentarios y enlaces de sus productos. Julie, por ejemplo, agrega fotos de zapatillas de deporte y lápices de labios a su colección de Pinterest.

Desde hace años, los posts que hablaban bien de un producto o servicio en un blog podían estar pagados por las empresas. Y al parecer, las opiniones favorables en las redes sociales desde ahora también se pueden comprar. El auge de las redes sociales ha creado una nueva estrategia de marketing, y la ha llevado al extremo: cualquier tuit, estado de Facebook o imagen de Pinterest podría ser una promoción encubierta.

Según informa The New York Times la Comisión Federal de Comercio ha asegurado que esta práctica desvirtúa la línea entre una recomendación y un comentario pagado, y los lectores necesitan poder diferenciar entre ambas cosas. "Se trata de convertir el boca a boca en una oportunidad de ingresos", dijo Mary Engle, directora de la comisión de prácticas publicitarias.

Beso es una de estas empresas, y planea lanzar un programa para hacer oficial esta estrategia, que funcionará de la siguiente manera: las páginas de las tiendas en las redes sociales recibirán el pago de las empresas, y este dinero será ingresado en las cuentas de los usuarios que muestren más actividad y transfieran más tráfico, aunque lógicamente se quedarán con un porcentaje de la cifra. Beso, por ejemplo, pagará 14 centavos por cada clic, pero muchas otras compañías pagan sólo cuando se realiza una compra asociada a un usuario.

La Comisión Federal de Comercio ya advirtió en 2009 sobre el comportamiento de bloggers y empresas en esta materia: siempre se debe anunciar cuando una crítica en un blog ha sido pagada. En el caso de las redes sociales, los tuits patrocionados, por ejemplo, deberán incluir el hashtag #ad.

Sin embargo, no hay consenso todavía sobre el tema: algunos dicen que no se puede tratar a un tuit de la misma manera que un post de blog o un estado en un grupo de Facebook. Después de todo, no se trata de opiniones, sino de links que pueden llegar a interesar a los seguidores de estos usuarios.

Mientras tanto, los usuarios que se han suscripto al programa piloto de Beso están empezando a cosechar los frutos de su trabajo. Desde luego, ganar 50 dólares al mes por hacer algo que harían gratis es un buen negocio.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios