BAQUIA

Virtualización vs Cloud: ventajas e inconvenientes

Cloud computing virtualizacion 2

Conceptos como “cloud hosting” o “virtualización” están cada vez más a la orden del día. Pero muchas veces tendemos a asociarlas con las mismas cosas, y estamos cometiendo un grave error, ya que son conceptos diferentes.

Muchas empresas se apresuran a subirse a la nube con la esperanza de encontrar en ella una solución a todos sus problemas, especialmente a la reducción de costes y la administración de infraestructuras. Pero cegadas por el concepto del cloud, no se dan cuenta de que algunas ya están en parte acopladas en su propia nube privada, y que optar por esta opción puede no ser lo más acertado.

Y es que algunos ejecutivos no se dan cuenta de que ya están en la nube, debido a la infraestructura de virtualización que han desarrollado. Servicios como Gmail, Salesforce, Azure, AWS de Amazon, OpenStack, Hyper-V y VMware proporcionan herramientas para la construcción de una nube. Y no son las únicas, la palabra “nube” abarca una amplia gama de ofertas, todas ellas muy diferentes.

Muchas empresas se emocionan con la idea de no tener la necesidad de comprar su propio hardware o contratar personal adicional para gestionar su infraestructura. Son atraídas por la idea de un centro de datos completo "flotando en el aire", pero se olvidan de considerar los inconvenientes reales de prestar todos estos datos a otra persona.

La realidad es que los costes de depositar los datos en una nube de titularidad pública son altos. Sin duda, suponen un riesgo, sobre todo con algunas de las leyes estadounidenses como la Ley Patriot, que permite al gobierno de EEUU acceder a todos los datos almacenados en su territorio.

Otro problema a considerar es: ¿qué pasa cuando el sistema deja de funcionar? Todos los datos de una empresa se encuentran bajo la custoda de otra, que no tiene con la empresa ningún tipo de relación de lealtad, salvo que la empresa está pagando por el servicio de almacenamiento de datos. Y lógicamente, los usuarios van a pedir responsabilidades a dicha empresa, no a Amazon o cualquier otro gigante del cloud.

Sin embargo, la nube también tiene su lado positivo. A pesar de los inconvenientes, las ofertas de servicios en la nube pueden proporcionar a las empresas servicios que estarían fuera de su alcance con su plataforma de virtualización. Por ejemplo, Amazon permite a las empresas disponer de servidores en todo el mundo, en diferentes zonas de disponibilidad, lo que significa que si se produce un corte de luz, las consecuencias serán menos notables.

Por este motivo, a menos que una empresa disponga de personal dedicado exclusivamente al Cloud Hosting, es mucho más probable que la opción de la nube sea más barata y más eficiente. Muchas personas confunden la virtualización con la nube privada, pero en realidad se trata más bien de un paso más en el camino hacia ella.

(Vía The Next Web)


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios