BAQUIA

Ambición y realismo

Es bueno querer ser el número uno del mundo en algo y crear la empresa que lidere su segmento de mercado, pero muchos emprendedores no calculan lo que van a necesitar en equipo directivo, en recursos humanos y financieros, y por ello, su visión se queda pobre desde el inicio.

La clave está en ser muy ambicioso en la creación del equipo directivo. Tiene que tener la capacidad de ser un equipo para el líder y eso no se consigue empleando a gente que sea menos que nosotros. Debemos buscar gente que nos supere y sea capaz de hacernos dar un salto en desarrollo y crecimiento. Aquí la experiencia demostrada es un grado.

Tampoco podemos hacerlo sin recursos financieros y para ello tendremos que tener alguien a cargo de nuestras finanzas, con experiencia en realizar con éxito aumentos de capital y buen conocedor del sector de capital riesgo, inversores, etc…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios