BAQUIA

Ni los bancos se resisten al BYOD

Byod

Sobre las ventajas que ofrece el BYOD (Bring Your Own Device) ya hemos hablado antes, fundamentalmente en lo que se refiere a mejoras en la productividad y la flexibilidad de los empleados. Y también del quebradero de cabeza que supone para los responsables de la seguridad corporativa por los riesgos asociados.

El caso es que la tendencia a utilizar los dispositivos móviles para combinar uso personal y profesional se extiende de modo imparable en cada vez más sectores. Incluso en uno como la banca, en el que -aparentemente- los riesgos asociados son tan altos que harían desaconsejar su uso.

Un artículo de Bank Systems & Technology nos explica cómo en Estados Unidos cada vez son más los bancos que están permitiendo a sus trabajadores utilizar sus dispositivos personales, presionados por las demandas de los empleados pero también para mejorar la eficiencia y la innovación.

En los últimos dos o tres años se ha producido un significativo cambio de actitud en los directores de tecnología de los bancos. De preguntarse al principio "¿Cuántos problemas nos va a causar esto?" han pasado a plantearse "¿Cómo hacemos que esto funcione sin poner en peligro a la compañía?".

Bank of America, el segundo mayor banco por activos en EEUU y con más de 275.000 empleados, es el mayor ejemplo de gran institución impulsora del BYOD. Un firewall separa los usos personales de los corporativos en los dispositivos de los empleados. Y aunque aún tiene pendiente publicar una política oficial de uso, lo que el banco tiene claro es que no va ir en contra de una tendencia imparable.

Pero las mayores innovaciones se están produciendo en bancos de ámbito estatal, ya que es más sencillo introducir las novedades a una escala menor. Así, el Needham Bank (con sede en Massachusetts) y el America First Credit Union (Utah) son pioneros en la adopción de BYOD, e incluso han asignado iPads a sus empleados para que trabajen con ellos.

Gary Curtis, un analista de Accenture, destaca que son dos los grupos que más han presionado a los bancos para que acepten implantar políticas de BYOD: en primer lugar los jóvenes que entran como nuevos empleados, mucho más familiarizados con la tecnología en todos sus ámbitos; y en segundo lugar, los ejecutivos sénior, que han aprendido de sus hijos o nietos a manejar el iPad y otros dispositivos.

Así que si uno de estos días va usted a su oficina bancaria y alguien le atiende utilizando el iPad en lugar del clásico ordenador de sobremesa, no se asuste: estará en una oficina moderna, innovadora… y se supone que segura.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios