BAQUIA

Amazon se lanza a por la “vieja guardia” tecnológica

Amazon está celebrando esta semana el congreso AWS re:Invent, el primer evento dedicado íntegramente a sus servicios en la nube. Más de 6.000 asistentes, entre partners, desarrolladores y clientes, se reúnen durante tres dias en Las Vegas para hablar sobre las posibilidades de migración a la nube.

En la jornada inaugural de ayer intervenía Andy Jassy, vicepresidente de Amazon, que subió al escenario para presentar la agresiva nueva estrategia que planea Amazon Web Services, enfocada a competir directamente con los gigantes que dominan el mercado de los servicios cloud, a los que Jassy se refirió como "la vieja guardia".

Aws reinvent

"El viejo mundo de la tecnología sigue una estrategia que consiste en cobrar a los clientes todo lo que puedan pagar. Y los clientes están cansados". En una alusión directa a compañías como Oracle, IBM o HP. la intención de Amazon es demostrar cómo es capaz de llevar su modelo de economías de escala a los servicios en la nube. Los grandes márgenes que siempre han llevado estas compañías serán cosa del pasado.

Como primera medida, Jassy anunció una rebaja del 25% en los precios de almacenamiento de S3 a partir del 1 de diciembre. Desde que empezó a funcionar hace seis años, AWS ha rebajado veintitrés veces sus tarifas gracias a un "ciclo virtuoso" que hace que cuantas más empresas usen el servicio, este sea más barato, trasladando los ahorros en infraestructura y costes al precio final.

También presentó Redshift, su nueva solución de almacenamiento en la nube, que comenzará a funcionar a principios de 2013. Las empresas pagan de 19.000 a 25.000 dólares al año por cada TB de almacenamiento. Redshift destroza estos precios, rebajándolos a 1.000 dólares anuales por TB para las empresas que suscriban un contrato de más de un año de duración.

La división AWS supone ya alrededor del 10% del negocio de Amazon. Más de 300 agencias gubernamentales y 1.500 instituciones educativas utilizan sus servicios, además de decenas de miles de empresas, algunas del calibre de Netflix, que opera con todas sus infraestructuras en la nube de Amazon. Y aunque las pymes han sido tradicionalmente sus clientes, ahora apunta más alto, a empresas de cualquier tamaño.

Pero si con esta nueva estragegia Amazon espera desbancar a "la vieja guardia", no lo tendrá fácil con nuevos jugadores en el mercado del cloud. Google, sin ir más lejos, anunciaba hace unos días un descuento en las tarifas de Compute Engine, precisamente para ser más competitivo frente a Amazon.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios