BAQUIA

El coworking, una nueva filosofía de trabajo

Coworking

El coworking es un modelo empresarial que comenzó en EEUU y que ya se ha extendido a Europa. Este término fue acuñado en 1999, pero no fue hasta 2005 cuando se usó para describir un espacio físico. Y es que el coworking es una filosofía de trabajo basada en la colaboración.

El término no se refiere sólo a un espacio físico compartido en un centro de negocios, sino que se fundamenta en la creación de relaciones entre los empresarios. Es una tendencia laboral que busca fomentar el lado social del trabajo, la comunicación, la creatividad y el talento

Mediante esta modalidad, profesionales independientes, freelances, autónomos y pymes comparten un espacio de trabajo que puede ser físico o virtual para el desarrollo de sus proyectos. Desde la creación del primer espacio de este estilo en San Francisco, el ‘Hat Working’, esta modalidad se ha ido extendiendo cosechando un gran éxito.

Generalmente estos espacios están destinados a profesionales de Internet, programadores, diseñadores, escritores, periodistas, etc. Y ofrecen mediante un diseño funcional que se aleja del típico mobiliario de oficina escritorios, conexión a Internet (generalmente Wifi) y hasta espacios para la celebración de reuniones o seminarios.

Esta modalidad empresarial ha tenido un gran desarrollo debido sobre todo a que ofrece un gran número de ventajas. La principal es que se comparten los gastos de mantenimiento del espacio, por lo que el coste es mucho menor que si se tiene que mantener una oficina por una sola empresa; por eso, esta modalidad beneficia a los autónomos y a las pymes. Pero además de las ventajas económicas, también destacan las ventajas sociales.

El coworking facilita que los autónomos, los profesionales independientes y los freelances se libren del aislamiento y la soledad laboral que se tiene al trabajar desde casa, ya que pueden compartir un mismo espacio con profesionales de su mismo sector o de otros. Además, al compartir este espacio se crean nuevas relaciones laborales que pueden desembocar en una relación cliente-proveedor, o simplemente aumentar nuestras conexiones, algo fundamental para los emprendedores y sobre todo teniendo en cuenta lo importante que es en la actualidad una amplia red de contactos.

En España el fenómeno del coworking ha tenido un gran crecimiento debido a varios factores. El principal es la crisis económica, que ha obligado a los emprendedores a ingeniarse formas para que su negocio sea más rentable. Pero lo que de verdad hace que el coworking funcione en España y en el resto del mundo, es la necesidad de los trabajadores de sentirse parte de una comunidad con la que puedan compartir no solo agendas y proyectos, sino también ideas: que no resulte frustrante que se nos ocurra una idea brillante y no tengamos con quién compartirla o debatirla.

En España existen más de 100 espacios dedicados al coworking, el más grande de ellos, Utopic Us, en Madrid.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios