BAQUIA

¿Una estrella del rock? No, un investigador

Conozco el caso de varios investigadores del MIT que se han hecho millonarios participando en spin-offs de sus investigaciones. Basta con recorrerse su listado de profesores para descubrir a muchos que ya son socios de varias startups basadas en las tecnologías que ellos están estudiando.

Muchas universidades españoles tienen el equivalente -más modesto claro- del MIT, pero de sus profesores pocos son los que están verdaderamente interesados en las aplicaciones de sus descubrimientos a nuevos modelos de negocio que puedan impulsar empresas del siglo XXI. Existe una negación de la realidad comercial en los ámbitos hispanos de la inteligencia, donde los profesores están más interesados en "aparecer" en los papeles científicos que en que su investigación llegue a impulsar una empresa.

Además, cuando por fin se deciden a hacerlo y buscan crear un spin-off, desprecian la importancia de todo aquello que no sea la tecnología propia y dan muy poco valor al resto del equipo que tiene que hacer que la empresa salga adelante, desde los vendedores hasta los gestores. Este error dificulta sobremanera la creación de nuevas empresas del siglo XXI desde nuestras universidades.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios