BAQUIA

Nueve preguntas que debes hacer al contratar un servicio cloud

Contract (1)

A pesar de la cada vez mayor extensión del cloud computing, algunos sectores, como el de la salud, no están muy familiarizados con esta tecnología. Para muchos profesionales de la salud la nube es aún algo desconocido, y suelen tener problemas a la hora de negociar las condiciones cuando se deciden a contratar un servicio de cloud computing.

Según un paper publicado recientemente en Stanford Technology Law Review, existen múltiples enfoques para negociar los contratos de este tipo de servicios. Para llegar a esta conclusión, los investigadores entrevistaron a proveedores de cloud computing, usuarios y otros participantes de la industria para averiguar los principales puntos de discordia cuando se trata de negociar un contrato de servicios cloud.

Así que estas son las nueve cuestiones que no deben dejar de plantearse a la hora de negociar servicios de cloud computing:

1. ¿Quién se hace responsable de los daños causados por las interrupciones en el servicio? En su mayor parte, los proveedores de nube se niegan a aceptar la responsabilidad por los problemas. Incluso los grandes usuarios tienen dificultades para conseguir que los proveedores acepten alguna responsabilidad monetaria.

2. ¿Qué pasa con los acuerdos de nivel de servicio? Los compromisos sobre los niveles de disponibilidad y rendimiento son otra pieza importante del contrato de servicios en la nube. Se carece de normas en esta materia, por lo que estos acuerdos pueden ser de todo tipo. Ante este caos, mejor asegurarse de conocer el tipo de acuerdo del servicio.

3. ¿Y qué hay de la disponibilidad extensiva a los datos? Mientras algunos proveedores se comprometen a hacer el número necesario de copias de seguridad, la mayoría no garantiza la integridad, ni se responsabiliza de la pérdida de datos.

4. ¿Dónde va a estar ubicada físicamente la información? Algunos proveedores no revelan la ubicación de sus centros de datos. Verificar esto es bastante difícil técnicamente. Algunos proveedores han sido etiquetados engañosamente como servidores ubicados en la UE (donde existe una fuerte regulación de la protección de datos), cuando podrían situarse en otro lugar.

5. ¿Cómo pueden los usuarios evitar la dependencia de un proveedor y salir de él si fuese necesario? Las estrategias de salida deben ser cuidadosamente pensadas antes de comprometerse a un contrato de cloud. Otra solución es animar a los usuarios a utilizar varios proveedores para evitar la excesiva dependencia de uno solo.

6. ¿Quién mantiene los datos con fines legales o de cumplimiento? ¿Y qué sucede cuando el contrato se rescinde? Se trata de un aspecto en el que hay aún muchas dudas. Cada vez mayor es la capacidad de los usuarios para obtener sus datos tras finalizar el contrato. Otro punto que conviene saber es cuánto tiempo tendrán los usuarios para recuperar sus datos tras vencer el contrato. Muchos proveedores borran todos los datos inmediatamente o después de un corto período de tiempo (a menudo treinta días), mientras que otros esperan incluso dos meses, o tal vez requieran notificar esto a los usuarios antes de proceder a eliminarlos.

7. ¿Qué sucede cuando los proveedores deciden cambiar su servicio? Algunos proveedores deciden modificar algunos o todos los términos de un contrato de manera unilateral. Los proveedores de servicios cloud son propensos a negociar antes las condiciones, pero la mayor parte de empresas que utilizan software de consumo masivo podrían hacerlo sin tener en cuenta a los usuarios.

8. ¿Quién mantiene los derechos de propiedad intelectual? La línea de la propiedad entre usuarios y proveedores es a veces poco clara. Cuando los proveedores desarrollan aplicaciones para sus propios clientes, los clientes pueden requerir la propiedad intelectual y la titularidad de los derechos, o por lo menos el derecho al uso del software libre después de la finalización del contrato.

9. ¿Cuáles son los motivos de la cancelación del servicio? La falta de pago es la razón principal por la cual los proveedores pueden rescindir los contratos con los usuarios, pero existen otros motivos como la violación o el incumplimiento de las políticas de uso, o incluso recibir denuncias de terceros sobre la violación de los derechos de propiedad intelectual.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios