BAQUIA

Tanto por hacer

En el tema de generación de basura y pérdidas anuales de alimentos las cifras, en toda Europa, son atroces. Desperdiciamos demasiado. Aquí, el Internet de las Cosas pasa por lectores RFID en las neveras y sistemas de interconexión con servicios online de reposición de alimentos -todavía por inventar- que nos avisen de caducidades y, de manera automática, hagan un nuevo pedido, llevando un análisis exhaustivo de todo lo que sobra cada mes y ayudando a mejorar sus usos.

En infraestructuras, en cada ciudad europea hay miles de salas de reuniones sin utilizar más allá de un 30% de ocupación. Surgirán servicios para explotarlas de manera más intensa, con sistemas de comunicación online que avisen de su ocupación, de modo que puedan ser gestionadas por hoteles cercanos y se conviertan en nuevas áreas de negocio para la restauración. Las Administraciones Públicas tienen docenas de inmuebles sin uso, que podrían servir para crear nuevos entornos de creatividad o desarrollo de negocio.

Algún día, toda esta información estará online y servirá a emprendedores de nuevo cuño para crear nuevos modelos de negocio que gestionará el Big Data que surge de estos entornos. Son sólo un par de ejemplos, se me ocurren docenas de nuevos usos a diario.

Cada día, más productos llevarán chips con capacidades crecientes de captura de datos y trasmisión de los mismos, generando toneladas de información "usable" por aquellos con ideas y ganas de hacer cosas nuevas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios