BAQUIA

Ataques DDoS, hay más que nunca

En el último trimestre de 2012, los ataques DDoS aumentaron un 28%, según el informe Quarterly Global DDoS Attack Report de Prolexic.  Estos ataques se dirigieron principalmente a instituciones financieras, pero también a empresas dedicadas al e-commerce y a servicios SaaS de software.

Prolexic ha detectado un promedio de 5.9 Gbps de banda ancha utilizada en cada embiste. Igualmente, el tiempo que los dispositivos dedican a bloquear al servidor también se ha incrementado un 67%, pasando de 19,2 a 32,3 horas de media.

El informe también señala el aumento de ataques súper potentes, que alcanzan una potencia de hasta 50 Gbps. Y señala a China como principal emisor de estos ataques, aunque también destaca la actividad de grupos activistas como Izz ad-Din al-Qassam Cyber Fighters.

El aumento de estos asaltos se debe a que los métodos utilizados suelen ser más complejos y sofisticados. Para que se caiga o cuelgue un servidor basta con que muchas personas intenten entrar a la vez en el mismo sistema, hasta que este no puede atender todas las peticiones y se bloquea. Sin embargo, esta misma actividad puede controlarla una persona utilizando botnes o creando paquetes alterados con direcciones de IP falsas, que se pueden modificar a tiempo real.

Para poner en marcha los botnes, el hacker infecta con troyanos los ordenadores. Con ello, éste puede controlar a la vez varios equipos de usuarios que ni siquiera lo saben; y, desde ellos, se realizan los ataques. Este método cuenta con la ventaja de que es más difícil reconocer la procedencia de esa intrusión.

No obstante, pese a que cada vez más son más habituales, lo cierto es que los ataques DDoS a menudo son más latosos que peligrosos, puesto que no van más allá de la caída del sistema. Rara vez son capaces de acceder al sistema y dañarlo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios