BAQUIA

Los desequilibrios de inversión en España

Algunos de esos inversores también entran en capital semilla con lo que, de momento, en España, empieza a haber suficiente dinero para financiar "buenas" empresas. Eso no resuelve el problema de las empresas viables pero no invertibles. El proyecto del Gobierno de lanzar varias incubadoras podría ir en esa dirección. Financiar empresas viables que generen entre 5 y 15 puestos de trabajo cada una es una forma -tímida- de impulsar el empleo. El verdadero filón del empleo está en las pymes.

El problema en España está en las capas más altas. Cuando una empresa "vale" más de 25 millones de euros y busca financiación a esos precios, no existe en España un vehículo adecuado y hay que buscar al inversor fuera de nuestras fronteras.

Con la demostrada capacidad de gestión de los ejecutivos españoles, nos vemos abocados a dejar que sean otros competidores los que consoliden nuevos espacios por tener acceso a inversores que pueden invertir 50 o 100 millones de euros de una vez, algo que no existe en España.

Vamos haciendo camino al andar, pero todavía muy lentamente.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios