BAQUIA

TeenPad: el club de los usuarios de tabletas

Teenpad

Puede que pasemos mucho tiempo al día en las redes sociales, pero sin ver el rostro de una sola persona o sin tener una sola conversación real (no electrónica). Por eso, no es mala idea la de reunirse con los usuarios de tabletas, mezclando el componente tecnológico con la interacción social… de carne y hueso.

De ahí nace TeenPad, un proyecto fundado en Barcelona por el emprendedor Ricard Molinero, que pretende crear un espacio común, un punto de encuentro para los usuarios de las tablets donde aprender y disfrutar de su experiencia con el dispositivo, además de compartir sus conocimientos con personas que también tengan una tablet.

Las actividades del TeenPad se desarrollarán en un establecimiento físico, con un funcionamiento similar al de una biblioteca. Es aquí donde los propietarios de las tablets podrán acceder para consultar sus dudas o compartir sus conocimientos con otros usuarios.

Además de un lugar de encuentro, el TeenPad cuenta con un espacio donde los miembros de este club pueden leer y estudiar, además de la posibilidad de comprar online las últimas publicaciones relacionadas con nuevas tecnologías.

Los usuarios también podrán trabajar y desarrollar proyectos a través de sus dispositivos móviles en la sede de TeenPad, puesto que las instalaciones cuentan con servicios que permiten imprimir y escanear (también diapositivas). Pero también se podrá experimentar con tecnologías como airprint , airplay y air media player.

Por otra parte, este club expondrá los gadgets más modernos y ofrecerá cursos de formación (para ordenadores y talbets) y talleres dirigidos principalmente a padres y profesores, a los que se les mostrarán las apps educativas que mejor se adapten a cada etapa de sus hijos o alumnos. De esta forma, encontraremos desde aplicaciones pensadas para niños de Infantil, Primaria y Secundaria hasta para jóvenes de Bachillerato/Formación Profesional, Estudios Superiores y Educación Especial.

Hay más actividades: se puede alquilar una tablet para probarla, alquilar la sala para presentaciones, instalar paquetes personaliados de aplicaciones, formación especializada para particulares, empresas o docentes, e incluso desarrollar aplicaciones por encargo.

Los interesados en formar parte de este peculiar “club social” deberán abonar 15 euros mensuales para acceder y disfrutar de sus cursos y demás servicios. Si toda va bien, el club abrirá nuevas sedes por toda Europa en los próximos meses.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios