BAQUIA

Snapchat no es tan seguro como parece

Snapchat

Snapchat, la aplicación para el envío de imágenes, puede tener graves fallos de seguridad ya que los hackers han encontrado la forma de conservar las imágenes que se envían a través de esta aplicación.

Este servicio tiene una gran popularidad sobre todo entre el público adolescente, porque las fotos y mensajes enviados desaparecen al cabo de un tiempo, lo que garantiza una mayor privacidad. Pero esa seguridad podría estar en entredicho, ya que se ha detectado que existen formas de hackear la aplicación para conservar las fotografías.

Según TechCrunch, el fallo de seguridad fue descubierto por el estudiante de la Universidad de Michigan Raj Vir, que afirma que las fotos enviadas por Snapchat pueden ser fácilmente guardadas, lo que "pone en peligro la propia naturaleza de la aplicación".

Por lo general, cuando un usuario realiza una captura de pantalla de una foto Snapchat, el remitente es notificado inmediatamente, pero, de acuerdo con Vir, resulta que es posible tomar capturas de pantalla "en secreto" que no se notifican. Por lo que ahí encontramos la primera brecha en el funcionamiento de Snapchat.

La idea de que las fotos enviadas a través de la app no se destruyan, pone de relieve el peligro que Snapchat tiene sobre todo para el público joven ya que la aplicación es considerada por muchos como una herramienta de sexting, lo que, combinado con la juventud de la mayoría de los usuarios, podría desembocar en una herramienta de difusión de pornografía infantil.

De hecho, la policía de Nueva Jersey se encuentra investigando un caso de este estilo en un instituto de la ciudad. Según Mashable, algunas imágenes explícitas enviadas a través de Snapchat provocaron una investigación policial después de que dos chicas de primer año compartieran las imágenes en la aplicación y más tarde fueran publicadas en Instagram.  


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios