BAQUIA

Las empresas aún no han desarrollado argumentos convincentes para Big Data

Cloud defniciones

Solo una cuarta parte de las organizaciones en Europa cuentan ya con un plan de negocio para los grandes volúmenes de datos, o Big Data, según el informe “Big Data, más allá del ruido”, elaborado por Vanson Bourne e Interxion.

Big Data: ¿una propuesta estratégica?

Aunque el número de organizaciones que han elaborado un plan para Big Data es todavía bastante bajo, sí es un tema que cuenta con gran consideración, pues un 81% de las compañías ya han estado explorando Big Data o están planeando hacerlo.

Es interesante destacar que las compañías donde la estrategia TI está alineada con el plan de negocio son mucho más dadas a valorar las posibilidades de Big Data: en 9 de cada 10 organizaciones donde el plan de TI está estrechamente relacionado con el plan de negocio ya han explorado Big Data. El tamaño de la compañía también es importante, las grandes empresas son las que ya han considerado Big Data.

En aquellas organizaciones donde la estrategia TI no está alineada con el plan de negocio, tanto porque no se planifica a tan largo plazo o porque está diseñada para cumplir otros objetivos, menos de 6 de cada 10 compañías han valorado Big Data. Un dato que cae incluso más del 40% en aquellas empresas donde no se ha compartido con TI el plan estratégico a largo plazo.

Ian McVey, Director de Enterprise & SI de Interxion, comentó: “Estos resultados demuestran claramente que aquellas compañías con visión de futuro que ya están trabajando en sincronía con sus departamentos TI están más pendientes de las oportunidades que surgen por la aplicación de tecnologías emergentes. Para estas empresas es increíblemente importante que los departamentos de TI piensen en el futuro y sentar las bases para cualquier aplicación futura de Big Data que pueda proporcionar al negocio una ventaja competitiva”.

Identificando los retos

Big Data es visto tanto como oportunidad y como desafío por las empresas y los departamentos de TI, pero es en las compañías pequeñas donde se agudiza la sensación de reto. El 79% de estas organizaciones con entre 501 y 1.000 empleados señala que sus departamentos de TI ven Big Data como un desafío importante, comparado con solo el 55% de aquellas con más de 3.000 empleados.

Cuando la encuesta profundiza en los retos específicos involucrados en la construcción de una solución Big Data, casi la mitad (45%) de los encuestados contestan que hay demandas más apremiantes en estos momentos en los departamentos de tecnología, mientras que una tercera parte señala su reticencia a invertir en el CAPEX necesario (33%), la falta de capacidad de almacenamiento (32%) y la falta de experiencia in-house (32%).

En términos de la tecnología requerida para desplegar soluciones Big Data, no sorprende que el análisis (55%) y el almacenamiento (53%) sean las mayores preocupaciones. Quizás lo más inesperado es que la red ocupa un cercano tercer lugar, con casi la mitad de las repuestas (48%) que admiten que están extremadamente preocupados sobre este tema, así como con la velocidad de acceso, procesamiento y entrega de información. Esto tiene sentido, pues el 58% de las organizaciones considera que necesitará soluciones de Big Data para llegar a sus usuarios finales en no más de 100 milisegundos.

“Estos resultados destacan que la capacidad de las redes en las que se apoyan estos análisis no deberían ser pasadas por alto. Si la red no permite el acceso, proceso y entrega de la información a la velocidad necesaria, entonces la potencia de cálculo matemático de los sistemas que soportan estos análisis es irrelevante”, prosigue McVey. “Por esta razón, la ubicación de la solución Big Data es estratégica. Satisfacer las necesidades de volumen, velocidad y variedad implica alojar dicha solución en instalaciones de centros de datos bien conectados”.

Entendiendo la oportunidad

A pesar de algunos de estos desafíos, los encuestados de este estudio reconocen que adoptar soluciones de Big Data supone beneficios para el negocio. En el caso de España, los encuestados consideran que mejora los procesos de decisión (57%), facilita la innovación (57%), mejora la satisfacción del cliente (56%), permite lanzar nuevos productos y servicios al mercado más rápidamente (51%), mejora las ventas cruzadas (50%), todo ello con altas puntuaciones.

Estos beneficios entendidos para el negocio se reflejan a la hora de extender las aplicaciones de Big Data a las necesidades de la compañía: transacciones financieras (45%), sistemas de gestión de clientes (44%) y bancos de imágenes (42%) se sitúan en las primeras posiciones.

Situarse un paso por delante

Aunque solo el 7% de los encuestados cree que Big Data es ya una prioridad para sus organizaciones, esto cambiará de forma importante, con más de un 62% de los consultados convencidos de que llegará a ser una prioridad en los próximos 3 años.

“Big Data está todavía en el ciclo de sobre-expectación (hype cycle), pero está claro que los desafíos planteados en relación con el volumen, velocidad y variedad de los datos se convertirán de forma creciente en algo importante en los próximos años”, concluye McVey. “Con el objetivo de capitalizar los beneficios que anticipan los encuestados, es crucial elegir bien ahora y asegurarse de que todos los elementos están en su lugar para hacer posible una solución de Big Data exitosa. Las selecciones sobre sistemas, redes y aplicaciones hechas hoy tendrán un gran impacto en la disponibilidad para desplegar programas de Big Data, así que es imperativo involucrar a las tres áreas relevantes: negocio, tecnología y telecomunicaciones”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios