BAQUIA

Cómo borrar tu vida digital

Hace algunos meses hablamos de nuestra reputación 2.0, y de cómo mantenerla lo más limpia posible. Nuestra “huella digital” es algo que debemos cuidar lo máximo posible, ya que se trata de nuestra identidad en Internet, y tan pronto puede beneficiarnos como perjudicarnos. Para colmo, nuestro país es uno de los más preocupados por su reputación online. Pero, ¿qué ocurre si queremos acabar de golpe con toda nuestra vida digital?

Internet no es como un cuaderno en el que escribir y posteriormente arrancar las hojas que queramos eliminar para siempre. Hasta ahí todos estamos concienciados, pero con la llegada de las redes sociales, son muchas las personas que han olvidado dónde está el limite de lo que se puede o no se puede mostrar en la red. Cada vez oson más los que se arrepienten de algunas fotografías embarazosas o comentarios imprudentes. Si ya es difícil acabar del todo con alguno de estos errores, la cosa se complica aún más si lo que queremos es borrar por completo nuestra presencia en Internet.

                   Identidad_digital_redes_500

Un artículo de The Guardian ha recopilado una serie de consejos para reducir al máximo posible tu rastro si quieres esfumarte de la red:

1) En primer lugar, deberás asegurarte de que todos los perfiles de tus redes sociales estén configurados como privados.

2) Tu huella digital no es sólo lo que tu publicas, sino también lo que los demás publican de ti. Por ello, asegúrate de eliminar tus etiquetas en todas las fotografías de Facebook que otros usuarios subieron y etiquetaron.

3) Si tienes una cuenta de Blogger, no olvides eliminar tu perfil. Este paso es de los más sencillos, ya que al eliminar tu cuenta desaparecerán todos tus blogs e incluso los comentarios que realizaste con esta cuenta en otros blogs. Haz lo mismo con tus cuentas de Tumblr o WordPress.

4) Realiza una búsqueda intensiva de tu nombre en algún buscador. Pon tu nombre y apellidos entre comillas para que el buscador lo identifique como un único término.

5) Una vez realizada la búsqueda, ve eliminando toda la información relacionada con tu nombre. Lo fácil es eliminar aquella información creada o compartida por ti, pero en ocasiones deberás ponerte en contacto con el sitio web para pedir que esa información sea borrada. Debes estar preparado para recibir un no por respuesta, especialmente si realizas esta petición a sitios web con sede en EEUU, cuyas normas de protección de información son aún más estrictas.

6) También debes tener en cuenta que algunos sitios web, como los periódicos y medios de información, suelen negarse a eliminar nombres que aparecen en alguna noticia o texto publicado.

7) En caso de que hayas publicado mensajes en foros, intenta borrarlos desde tu perfil. Si no puedes de esta manera, deberás ponerte en contacto con los administradores.

8) Tampoco debes olvidar tus fotografías de sitios como Flickr. Una vez eliminadas tus cuentas, procede a buscar de nuevo tu nombre en el buscador de imágenes de Google para comprobar si otros usuarios han subido alguna de tus fotografías desde su cuenta.

9) Por último, borrar el historial de búsqueda de Google es también una buena idea si no quieres seguir siendo rastreado silenciosamente por Google. Si decides romper definitivamente con Google, existen otros buscadores como DuckDuckGo.com o Blekko.com que no harán seguimiento de tus búsquedas, y que están tendiendo un aumento de su tráfico tras los cambios en las políticas de privacidad de Google del año pasado.

No obstante, a aunque sigas rigurosamente estos pasos, es imposible garantizar que no quedará ni rastro de tu identidad en Internet. Incluso habiendo eliminado toda esta información sobre ti, es posible que algún buscador sea capaz de desenterrar tu pasado a través de menciones de otras personas o incluso fotografías que, a pesar de haber sido desetiquetadas, continúan llevando tu nombre en su metainformación relacionada.

En resumen, debemos tener claro que Internet es un gran iceberg del que sólo vemos una pequeña porción que sobresale. El resto de información permanece oculta a nuestros ojos, pero sigue estando ahí para los motores de búsqueda.

¿Conoces otros trucos o sugerencias para reducir nuestra huella digital? ¿Piensas que debería tratarse de una tarea menos complicada?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios