BAQUIA

¿Se arrepiente Google de que Android sea “tan abierto”?

Que Android es un sistema operativo open source es algo que estamos hartos de oir. Precisamente esta libertad es una de las características fundamentales en el sistema operativo de Google. El gigante de búsquedas ha presumido durante años de proporcionar a los usuarios de Android esa libertad para manipular sus teléfonos móviles, pero parece que últimamente aquello de lo que presumía se ha vuelto en su contra.

Hasta ahora, son muchos los fabricantes que han apostado por distintos grados de interfaces y personalizaciones de Android, algunas más fieles al prototipo original y otras mucho más distantes. Google ha conseguido fidelizar a muchos de sus usuarios, y algunos de ellos incluso han optado por adquirir los dispositivos Nexus propios de Google para disfrutar de “la experiencia Android pura”. Con respecto a este tema, es necesario recordar la eterna polémica generada a raíz de las escasas unidades vendidas de este dispositivo, que no fue capaz de suplir la demanda de los usuarios.

Sin embargo, el número de usuarios que se decanta por terminales de otros fabricantes, como Samsung, es mucho mayor. De hecho, muchos consumidores identifican el sistema operativo con el fabricante surcoreano. Esto podría ser una de las principales razones por las que Google podría estar empezando a plantearse si mantener su sistema operativo totalmente abierto es realmente beneficioso para la compañía.

                 Android

Esto nos lleva a una de las grandes figuras de Google: Andy Rubin, responsable de la dirección de Android durante años y uno de los mayores artífices de su éxito. Hace unas semanas, Rubin abandonó su puesto en Android de una manera radical, cancelando todas sus citas y eventos. Es poco probable que Rubin haya salido de la compañía de una manera pactada y amigable, ya que en estos casos es más normal ver una transición menos repentina. Entonces, ¿ha sido Rubin expulsado de Android? Y ahora que Rubin, el hombre que dio la libertad a Android, se encuentra lejos de la compañía, ¿tendrá Google nuevos planes para el futuro de su sistema operativo?

Basándonos en esto, es fácil imaginar que alguien en Mountain View ha empezado a preguntarse si mantener Android abierto es la solución adecuada. Realmente, con su sistema operativo Open Source, Google le está haciendo el trabajo difícil a otros fabricantes, y a empresas rivales como Samsung, Amazon o Facebook. 

Google se lo está poniendo en bandeja para que utilicen su sistema operativo y inunden su interfaz original con sus propias aplicaciones, aquellas que más les convienen. Y por si fuera poco, son estas compañías las que reúnen una mayor cifra de beneficios a costa de explotar el trabajo hecho por Google. La gota que ha colmado el vaso podría ser Facebook Home, la nueva aplicación de Facebook que "toma el control" del smartphone para dar preferencia absoluta a las novedades de la red social. 

Por lo tanto, ahora Google tiene que elegir entre seguir apostando por un Android abierto o entrar en una nueva etapa tras la salida de Rubin. Después de todo, Google ya ha obtenido grandes ganancias, no tanto económicas sino con otro tipo de valor, gracias a la apertura de Android. Gracias a ello muchos fabricantes y desarrolladores han abrazado a Android como la gran alternativa a iOS, ya considerado por muchos como el “Windows de los smartphones”.

           Android closed

No obstante, un cambio en la estrategia de Google podría no ser muy bien aceptado entre sus seguidores y defensores de los sistemas open source. ¿Optará Google por “cerrar” su sistema oprativo? En ese caso, ¿tendrán los fabricantes que apuestan por Android un plan B?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios