BAQUIA

De cómo pulirte 2.000 millones de $

Henrik Fisker, un gran diseñador de automóviles que ha demostrado no ser un gran gestor, lo ha conseguido. Su compañía, creada en 2005, Fisker Automotive, ha conseguido 1.400 millones de dólares de inversores privados, y una "pequeña" inyección de dinero público por la "limosna" de 528 millones de dólares.

Si sueñas con suficiente grandeza consigues cosas increíbles. Lástima que esta vez sólo haya servido para quemar 2.000 millones de $ de inversores privados y dinero público, entre los que está Leonardo di Caprio y la gran VC Kleiner Perkins con varios fondos de universidades y de pensiones.

Al parecer, en el mundo del automóvil, diseñar es una cosa y conseguir fabricar un coche a un precio interesante para el público, otra muy diferente. Fisker Automotive solo llegó a fabricar 2.200 coches, de los que todavía hay sin vender 600, y el coste por coche casi llegaba al millón de dólares, mientras que el precio de venta no podía superar los 70.000 dólares. Un mal negocio.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios