BAQUIA

acens lanza un servicio para crear centros de datos en la nube

No todas las empresas pueden permitirse construir y mantener un centro de datos. Es por eso que acens acaba de presentar Cloud Datacenter, una solución que, gracias a la virtualización, proporciona las mismas características que un centro de datos físico a un coste mucho más asequible y sin grandes inversiones.

Cada Datacenter Virtual (vDC) permie a las empresas lanzar servicios y software en internet, disponer de un centro de datos para guardar la información y operar en la nube, externalizar sus infraestructuras de TI con la posibilidad de crear una nube híbrida, o crear planes de contingencia y de recuperación ante desastres.

En cada uno de estos vDC el cliente dispone de los recursos necesarios de computación, almacenamiento y red para alojar desde sencillos proyectos a las más complejas plataformas. “Una de las ventajas fundamentales es que no es necesario hacer una inversión importante en hardware que luego puede estar bien o mal dimensionado. Así, cualquier cliente puede empezar un proyecto con un vDC pequeño y luego ir creciendo en función de lo que vaya necesitando, de forma que adapta mejor el coste a la demanda”, explica Manuel Gómez, Product Manager del área de Servicios Cloud de acens.

Para facilitar la migración a la nube, Cloud Datacenter aprovecha la infraestructura existente basada en tecnología VMware, de forma que las empresas que quieran mantener sus servidores en sus oficinas (in-house) pueden complementarlos con el Cloud Datacenter creando su propia nube híbrida.

Hybrid cloud

 

Otra ventajas es que no tiene barreras de entrada ni salida (“no vendor lock in”), de forma que el usuario en cualquier momento puede migrar sus máquinas. Además, cada Cloud Datacenter es independiente: no se mezclan los datos de las empresas y ningún tercero puede acceder a la información de otra empresa.

La propuesta de acens se dirige principalmente a empresas en procesos de renovación y crecimiento tecnológico, con recursos TI cualificados; desarrolladores de software y proveedores de servicio; corporaciones que dispongan de plataformas de virtualización VMWare; y compañías que prefieran pagar un coste fijo al mes por reserva de recursos.

Cloud Datacenter funciona sobre servidores de última generación IBM con procesadores Intel Xeon; cabinas de almacenamiento de alto rendimiento de Cisco; switches de HP,  firewalls de Juniper y el software de virtualización de VMware. Se puede contratar desde 250 euros hasta 7.500 euros /mes, en función de las características acordadas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios