BAQUIA

Hablando con…Adrià Clapés (Crowdthinking)

CrowdthinkingHace unos días estuve hablando con Adrià Clapés, CEO de Crowdthinking, una plataforma que nació para apoyar proyectos en el ámbito universitario, y que más adelante, viendo la respuesta de las comunidades que se generaban alrededor de cada propuesta, decidieron salir de la exclusividad universitaria y convertirse en una red de apoyo colectivo para ideas.

De esta forma, con cada nueva idea o proyecto que se presenta se genera una comunidad de apoyo, con el objetivo de hacerla realidad. Este apoyo puede ser de muy diversos tipos: difusión (darla a conocer), críticas constructivas (proponer ideas para mejorar la iniciativa), “Know-how” (aportar conocimientos), mecenazgo (contactos o financiación); incluso puede usarse la microfinanciación con iniciativas sin ánimo de lucro o la venta de participaciones en el proyecto.

Aunque en un primer momento me pareció entender que esta red está orientada a PYMES o startups, su público objetivo es mucho más amplio, pues están abiertos a cualquier tipo de iniciativa: “¿Tienes una idea? ¿Quieres saber si puede funcionar? La comunidad está ahí para darte la respuesta”.

Lo que Crowthinking nos propone es una “incubadora online”, pero en vez de entenderla como un agente financiador, tendremos un “mentoring online”, donde la inteligencia colectiva de la comunidad será la que nos oriente en el proceso de desarrollo de nuestra idea y vaya respondiendo a todas las preguntas que nos surjan.

El formato está funcionando muy bien, en menos de 10 meses estaban recibiendo más de 200.000 visitas al mes, provenientes de más de 150 países ¿Por qué? La respuesta está en la crisis, o como Adrià prefiere, en las oportunidades que tenemos: “Somos la sociedad más bien formada de la historia y desgraciadamente tenemos tasas de paro muy altas, esto más que un aspecto negativo tenemos que verlo como una oportunidad para llevar a cabo proyectos propios que en otros tiempos tal vez no hubiésemos tenido tiempo para llevar a cabo. Además, la red nos permite abrirnos a un mercado internacional sin fronteras y con costes iniciales relativamente bajos.” Y de hecho, gran parte de la actividad de esta comunidad viene de Latinoamérica, donde tanto startups como inversores están mostrando más interés.

Crowdthinking 1Crowdthinking 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por último, el hecho de que todo este movimiento comenzara entre universitarios, ha provocado que tengan una visión muy clara del papel de la universidad, que no sólo debe apoyar todas las iniciativas que afloren, sino también animar a su comunidad para participar y presentar nuevas propuestas sin temor a ver mermado su prestigio.

Para cerrar, me gustaría destacar un interesante pensamiento que nos deja Adrià: “Los estudiantes somos realmente un motor de ideas, con ganas de trabajar e ilusiones. Indiscutiblemente todas estas cualidades serán las que nos saquen de la crisis, y en las universidades encontramos muchas trabas para poder trabajar”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios