BAQUIA

El talento disperso

Hoy por hoy, debemos partir de los que me gusta denominar "multinacionales instantáneas" para definir aquellas empresas de Internet que, desde su creación, han considerado que el mundo es su mercado y no se han restringido al país de origen más que al inicio, como un ensayo general.

Me encanta la historia de Liferay, una empresa creada en EE.UU. pero desde la unión de programadores de varios países, que ha sido rentable desde su creación y no ha necesitado ningún aumento de capital para financiarse.

La visión internacional –mejor dicho, global– de una empresa le quita restricciones y la hace más flexible y llena de potencial. Es uno de los déficits de las empresas de software españolas, son muy locales y pocas tienen una visión multicultural en su política de empleo o crean participadas rentables en otros países.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios