BAQUIA

El nuevo profesor

Cuando empecé a dar clases de master -hace ya muchos años- me sorprendió el que los alumnos puntuaran a los profesores, pero lo que más me sorprendió es la baja puntuación que me daban. Aprendí la lección asistiendo a un par de clases del colega que tenía mejores notas de los alumnos. Curiosamente, un profesional con mucha menos experiencia que yo. Pronto entendí la clave.

En mis clases, el protagonista era yo; en las suyas, lo eran los alumnos. Éstos se sentían parte importante de la clase y valoraban su participación, en mis clases sólo escuchaban y aprendían mucho menos porque no participaban.

Mucho más importante que las formas -cómo se hace la presentación de la clase- es llevarla con humildad y la participación de todos para conseguir metas de conocimiento claras. En el aula, el alumno busca aprender y participar, y no quiere "demostraciones de saber" de nadie.

Los formatos, gracias al desarrollo multimedia, están cambiando, pero lo más importante será siempre el grado de participación y la habilidad del profesor para conducir la clase sin impedir que piense y actúe por su cuenta.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios