BAQUIA

¿Qué es el coaching de negocio?

Probablemente todos hemos oído hablar del coaching y los coachs, aunque más bien nos sonarán a tendencias de moda al otro lado del charco. Eso se debe a que en España realmente se conoce muy poco sobre estos profesionales, aunque cruzando las fronteras, se trata de un sector en alza, “si nos vamos a USA por ejemplo, cualquier empresario tiene su coach”.

AlvarorocaPara aprender más sobre el tema, estuve hablando con Álvaro Roca de Togores, un Ingeniero Industrial con varios Másters, pero que cuando montó su primera empresa "no sabía diferenciar una factura, de un presupuesto o un albarán”.

Es el ejemplo que suele usar para reforzar la idea de que en España es necesario profesionalizar la PYME, ya que al fin y al cabo, aunque hablemos de una frutería, se trata de una empresa, con su gestión de proveedores, su contabilidad, sus promociones, su relación con los clientes,…

Con los años su experiencia como emprendedor le ha llevado precisamente a especializarse en coaching de negocios, y fundar la primera empresa española dedicada a esta especialidad (Impulso Coaching de Negocios)

Para empezar ¿cuáles son los diferentes tipos de coaching?

– Coaching personal: como su nombre indica, ayuda en cuestiones personales o familiares
– Coaching ejecutivo: ayudan a cualquier profesional que quiera mejorar su situación, normalmente se centran en directivos porque son quienes más impacto tienen en las organizaciones.
– Coaching de negocios: directamente orientado a la empresa, dando respuesta a cuestiones como “Quiero incrementar las ventas, los objetivos de mi negocio o quiero ser más competitivo”.

Coach2

En algunas empresas detectamos explosiones innovativas (algo funciona muy bien y se experimenta un gran crecimiento), pero no cuentan con una estructura bien organizada, el cambio les viene impuesto por el mismo sistema, y el problema es que no saben por donde empezar. Como dice un amigo mío “si siempre estás apagando fuegos, nunca tendrás tiempo de dejar de apagarlos” es decir de sentarte a planificar para evitarlos.

Los coachs ayudan a estructurar la empresa en función de los objetivos que se quieran alcanzar, siguiendo cuatro grandes pasos:
1. determinar los objetivos deseados
2. contar con la estacionalidad
3. contar con las cuentas de la empresa (resultados, pérdidas y ganancias,…) para saber cómo le afectará.
4. Planificar acciones comerciales orientadas a alcanzar esos objetivos.

 

Tal vez a vosotros también os esté recordando a los servicios de consultoría, así que no pude evitar preguntarle ¿qué diferencia existe entre el coaching de negocios y la consultoría estratégica?

Álvaro me sonríe al escucharme, seguramente estaba esperando que le lanzara esa pregunta, así que toma aire y me responde “La consultoría la realizan unos profesionales muy especializados en determinados temas, que estudian tu empresa y luego te entregan un book de acciones a tomar o recomendaciones. El coaching de negocios comienza por darte una estructura mental de qué es lo que estams haciendo y sobre todo para qué sirve”.

Básicamente, la labor de los coachs es acompañarte para que tú mismo seas quien tiene el control y toma las decisiones en todo momento “no te damos el pescado, te damos la caña para que aprendas a pescar”.

En efecto, la teoría es la misma que aplicamos para servicios de cloud o de seguridad gestionada. Si tú eres quien mejor conoce tu empresa, dedícate a tu negocio y déjanos a los profesionales de IT,seguridad,… realizar estas otras tareas.

Lo que aplicado al tema de este artículo sería:
  1. tú conoces tu empresa mejor que nadie
  2. estás de acuerdo con los objetivos
  3. aprendes a hacerlo sólo

“Evidentemente hay una parte de consultoría estratégica, aunque no al nivel de profundidad que lo llevan las consultoras”.

El coaching ha mostrado ser muy potente, porque facilitan las herramientas necesarias (experiencia, know-how, mentoring, comunicación,…) para que el profesional desarrolle su trabajo, llegando a los objetivos marcados.

En muchas empresas detectamos una falta de motivación y de liderazgo, que suele estar relacionado con una falta de comunicación. Por esa razón el coach suele trabajar con el empresario (ya que es quien tiene más impacto a la hora de transformar la empresa) y de ahí va bajando al resto de niveles.

CulturaemprendedorEn España tenemos la dificultad añadida de que no existe una cultura del empresario/emprendedor, porque hay mucho miedo al fracaso y debería ser al revés, porque los emprendedores son el grueso de nuestro tejido productivo. En otros países (como USA con sus concursos de ciencia y similares), les enseñan estos valores desde el colegio, si en otras partes funciona bien ¿por qué no lo imitamos?

Tomando las palabras de Álvaro “Aquí por lo general vemos al emprendedor como a un joven, sin dinero ni experiencia que probablemente fracase. Sin embargo si lo viéramos como a alguien creativo que tiene una idea, le echa narices para comenzar un proyecto nuevo, y teniendo la sociedad en contra arriesga su dinero, su tiempo (y el de su familia), su esfuerzo… que es capaz de tomar decisiones y se conoce los mecanismos para que una empresa funcione. Si con esta imagen vamos a una empresa, lo contratan seguro”.

Y desde luego es algo que las grandes empresas ven claro, porque lo que están buscando son líderes ¿por qué no en las PYMEs? Lo que sabemos seguro es que en este campo queda aún mucho por hacer. 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios