BAQUIA

Microsoft explica cómo el cloud potenciará la capacidad de Xbox One

Cuando los consumidores compren la nueva consola Xbox One, no estarán comprando una, sino cuatro: una física y tres virtuales alojadas en la nube.

Así lo ha confirmado recientemente Jeff Henshaw, director del programa de desarrollo de Xbox, que ha asegurado que al sumar las prestaciones del CPU y el almacenamiento en la nube de la nueva consola, serán equivalentes a las de tres Xbox como las que conocemos hasta ahora.         Xbox-one-console-02-600x300

Según explica Henshaw en OXM, esto permitirá a los desarrolladores aprovechar unos recursos tres veces mayores para los juegos. Además, la Xbox One será diez veces más potente que la Xbox 360, por lo que "virtualmente" puede considerarse 40 veces más eficaz en términos de capacidad de procesamiento, gracias a la utilización de la nube.

Pero, ¿de qué será capaz la nueva Xbox One con todo ese poder de procesamiento y almacenamiento en la nube? Para Matt Booty, director general de Redmond Game Studios, la aportación de esta nueva consola será sobre todo visible en la experiencia del usuario en escenas concretas del videojuego.

"Pongamos que estás desarrollando una escena en un bosque y necesitas calcular la luz que entra a través de los árboles, o que el usuario pasará por un campo de batalla repleto de una densa niebla”, explicaba Booty en una entrevista para Ars Technica. "Esas cosas suelen incluir algunos cálculos iniciales muy complicados cuando el usuario accede a esos escenarios, pero no necesariamente tiene que ser actualizado cada fotograma. Esos fotogramas podrán ser descargados fácilmente de la nube”

Por otro lado, gracias a la infraestructura sostenida sobre 300.000 servidores, la Xbox One también será capaz de generar un movimiento dinámico más real, que habitualmente requiere una gran cantidad de cálculos por adelantado, sin añadir retardo a la jugabilidad real.

Podría decirse que la nube hará el trabajo más duro y pesado, descargando a la consola local de todos los factores del juego que no tienen que actualizarse continuamente, y que al mismo tiempo funcionan mejor con varios servidores dedicados. De ahí el cálculo de tres Xbox virtuales dando soporte a cada Xbox funcionando en el salón de casa.

"Los desarrolladores de juegos siempre han tenido que luchar con los niveles de detalle de los videojuegos… gestionar dónde y cuándo podemos abusar más de ellos sin que se vea afectada la jugabilidad es parte del arte de desarrollar los videojuegos", asegura Booty. "Uno de los desafíos más excitantes que se avecinan es diseñar nuevas técnicas para gestionar lo que se sube a la nube y lo que se queda abajo", añade.

Son muchas las personas que están conformes con cómo se ven los juegos en la Xbox 360, y se preguntan si realmente es necesaria más energía y potencia. Otros se preguntan si su televisión será lo suficientemente potente. Sin embargo, Booty ha asegurado que la Xbox One revivirá la experiencia de juego, y marcará un antes y un después en las consolas de próxima generación.

Y tú, ¿tienes altas expectativas las expectativas con respecto a la nueva Xbox One?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios