BAQUIA

Spain Tech Center: una puerta a Silicon Valley para los emprendedores españoles

Dar el salto a Silicon Valley. Aprender la manera de hacer negocios en el ecosistema empresarial más potente del mundo, visitar las sedes de las grandes empresas tecnológicas, recibir feedback personal de otros emprendedores e inversores… Es el sueño de muchos emprendedores, pero no es fácil.

Silicon Valley es un entorno enormemente duro y competitivo. Así que para ayudar a los emprendedores españoles que quieran dar este salto, desde el 1 de julio de 2011 funciona en San Francisco el Spain Tech Center (STC), un proyecto conjunto de ICEX, Red.es y la Fundación Banesto para ayudar a los emprendedores españoles que aterrizan en California.

Stcenter

Mar Castro, Subdirectora de Nuevos Proyectos de ICEX, es una de las personas que mejor conocen el STC, puesto que ha estado implicada desde el principio en su desarrollo y promoción. Hablamos con ella de esta iniciativa y otras cuestiones relacionadas con los emprendedores españoles.

¿Como surge la idea de crear el STC?

Es una iniciativa de ICEX, Red.es y Fundación Banesto que surge a raíz de algunas misiones tecnológicas a Silicon Valley organizadas con la asociación ADigital . Algunas empresas querían dar el salto de irse para allá, y pensamos que era el momento de montar una plataforma para ayudar a nuestras empresas allí.

Se descartó la idea inicial de montar un centro español, y se optó por una zona dentro de un espacio de coworking, el Rocket Space, que en nuestra primera visita tenía 19 empresas y ahora más de trescientas, se puso muy de moda con gente como Spotify…

¿Desde cuándo funciona el STC?

Llevamos un año y tres meses. Antes empezamos con un piloto con dos empresas pioneras, Red Karaoke y The Mad Video, que fueron de conejillos de indias y nos ayudaron mucho a afianzar aquello. Ahora ya tenemos velocidad de crucero, aunque no fue fácil ponerlo en marcha. En los momentos álgidos hemos tenido 24 empresas, la media está entre doce y veinte. Luego hay otras empresas españolas en el Valle, en total unas 40, también organizamos cosas con ellos.

Uno de los mayores valores son las empresas que tenemos, porque no es lo mismo llegar allí solo que encontrarte con doce empresas ya instaladas que te van a ayudar en todo, en lo personal y lo profesional, te ayudan a hacer lo que llamanos un “soft landing”.

¿Cómo puede una empresa irse al STC?

Las empresas solicitan venir, hacemos una selección y vemos si cumplen ciertos requisitos: que empieza a facturar, que tiene muchos usuarios, que tiene una mínima solvencia financiera, que tiene cierto expertise, una persona adecuada para irse allí, alguien que hable inglés… Cuando cumplen con todo eso les damos un curso de formación sobre la cultura de negocios, temas fiscales y legales, les enseñamos a rematar su business plan… Luego en el primer mes casi todos le dan una vuelta de 180 grados, pero lo importante es irte con las ideas claras de lo que tienes que hacer.

Las empresas nos pagan 500 euros al mes por estar allí, alrededor de eso les damos todos los servicios de apoyo. Hay que entender que no es una subvención, es un win-win. Una vez que llegan allí, el director del centro y un becario del ICEX les ayudan a aterrizar y les explican cómo funcionan allí las cosas. Se les anima mucho a que vayan a eventos, para conocer gente y hagan presentaciones de su proyecto, es muy importante que vean inversores que les den feedback.

¿Hay también ayuda personal?

Sí, por ejemplo conocemos ya bien el mercado inmobiliario, también ayudamos con los visados, agencias de RRPP… Y además en el STC tenemos un programa de mentores para las empresas. Ellos asesoran en una cultura de negocios muy diferente a la nuestra, los americanos comunican muy bien y se venden fenomenal, y nosotros no tanto… Es gente muy bien conectada que pone a tu disposición su red de networking. Si la empresa va bien y factura entonces se llevan un porcentaje, y si no, pues lo hacen sin cobrar.

Otro programa que tenemos es el de embajadores del STC, apoyado en directivos españoles relevantes en Silicon Valley. Y ahí hay gente espectacular, como Javier Cabrerizo, el número tres de Oracle; Enrique Lores, uno de los vicepresidentes de HP; Santiago Araño de Softonic; Javier Oliván de Facebook… Es gente muy ocupada, pero las dos o tres horas al mes que pueden dedicar a las empresas españolas valen oro, y lo hacen de modo altruista.

Así que el programa dura de 6 a 12 meses…

Sí, pero ahora estamos cambiando. Vamos a tener un programa de pre-aceleración de uno o dos meses, porque nos hemos dado cuenta de que a veces las empresas se van para allá y no están lo bastante preparadas. Con este programa rápido ven cómo está allí el panorama y luego vuelven con todo ese conocimiento para corregir lo que les falte. Desarrollar allí es muy caro, primero tienes que ir a aprender a vender, y luego, cuando ya estés listo te puedes ir más tiempo.

¿Alguna empresa ya ha completado todo este ciclo?

Varias, por ejemplo Red Karaoke. Hay empresas de muchos perfiles, algunas van a aprender, otras a abrir mercado, otras a montar una filial. Hay algunos casos de éxito españoles espectaculares.

Y esta semana organizáis en San Francisco la Spain Tech Week…

Sí, es una serie de actividades para promocionar la tecnología española. Tendremos varios perfiles, unas para startups, otras para casos de éxito… Estaremos en la Startup Conference con un pabellón oficial donde casi 70 empresas españolas presentarán sus productos, en presentaciones de tres minutos. Si este año sale bien, la idea es repetir cada año. Irán más de 20 empresas de España, más otras 40 que ya están allí instaladas.

Sobre todo lo que queremos es transmitir que España tiene un ecosistema emprendedor y tecnológico pujante, que podemos competir perfectamente allí. Yo creo que lo que nos falta es la parte comercial, pero por lo demás los técnicos e ingenieros españoles están muy preparados, y eso hace que las empresas españolas sean muy competitivas.

¿Dirías que hay una “Marca España” en tecnología?

Se está empezando a crear una marca… Tenemos formación y talento, y somos muy creativos. En Silicon Valley es muy difícil destacar. Me cuentan que allí hay 6.000 empresas buscando financiación, y no cualquier empresa, sino las mejores del mundo. A pesar de eso tenemos empresas españolas que han hecho cosas relevantes allí, y nos queremos apoyar en sus casos de éxito para poco a poco ir construyendo esa marca.

¿Cuál es el perfil del emprendedor que decide que España se le queda pequeña y se tiene que ir a California?

En general es gente con cierta experiencia en España, que ya tienen un rodaje, porque los experimentos hay que hacerlos aquí. Hay un perfil de emprendedor que funciona muy bien, es el que ha estudiado en Estados Unidos, que está muy empapado de la cultura local. Del resto, el que lo persigue a base de mucho esfuerzo lo acaba consiguiendo.

A algunos empredendores les digo que es más fácil que encuentren financiación en España que en EEUU. Primero, porque aquí hay ayudas públicas que en EEUU no existen; y segundo, como he dicho antes, allí compiten los mejores del mundo… Hay una leyenda en Silicon Valley que dice que antes de que te invierta un inversor, te has sentado con otros 63… Es muy difícil que llegues y un inversor te ponga su dinero, para eso antes tienes que haber montado una filial, moverte en su entorno legal, fiscal, de proximidad…

¿Hay proyectos que no tienen posibilidad de funcionar en España, pero fuera sí?

Lo que pasa es que el mercado aquí está como está y se queda limitado, pero estas empresas pueden hacer muchas cosas a través de Internet. Sí hay una parte insustituible que es el feedback que recibes en Silicon Valley, y por eso animamos a las empresas a que se vayan allí a aprender. Pero insisto: irte sólo cuando te consideras preparado, allí los meses son dinero.

¿Qué proyectos españoles han triunfado en Silicon Valley?

Softonic es la segunda web de descargas en EEUU, lo cual es brutal… Tenemos Indisys, una empresa de inteligencia artificial que ha recibido inversión de Intel Capital, uno de los fondos de inversión de más difícil acceso… Otros casos son Alien Vault de Julio Casal, Pixable de Iñaki Berenguer, Bitext de Antonio Valderrábanos…

¿Cómo ves Miami como centro de emprendimiento para los españoles?

En EEUU las zonas están muy especializadas, dependiendo de lo que busques. California tiene de todo, incluido el 50% del capital inversor, el área de Boston es biotecnología, Nueva York es la publicidad y la comunicación… Miami es la capital de todo el que quiere hacer algo en Latinoamérica, para españoles es una puerta fácil de entrada a EEUU, pero no tiene el ecosistema de Silicon Valley.

En Silicon Valley no oirás nunca hablar de crisis… aunque la pasen, pero no paran de trabajar. Silicon Valley es muy complicado, pero vuelves con las pilas puestas.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios