BAQUIA

Colocation. ¿Qué estrategia elegir para nuestro CPD?

Hoy se ha celebrado en Kinépolis el esperado evento Datacenter Dynamics Converged Madrid 2013, uno de los más conocidos dentro del sector, que periódicamente “reúne las personas, los procesos y la tecnología para llevar a cabo la mejor estrategia de centro de datos”.

RobertassinkA finales de la mañana Robert Assink, Director General de Interxion España), ha presentado una de las ponencias más interesantes del día bajo el título “Reflexiones sobre colocation: una cuestión de control”.

Robert ha comenzado su turno lanzando al aire una serie de preguntas que, ciertamente, cualquiera debería hacerse antes de tomar una decisión sobre la infraestructura IT de su empresa:

– ¿Cuáles son los costes reales de mi infraestructura IT?

– ¿Cuál es la capacidad de crecimiento real del CPD?

– ¿Con qué medidas de seguridad cuenta mi CPD?

– ¿Está garantizada la continuidad de mi negocio?

– ¿Qué opciones de conectividad tengo?

Datacenter

En un momento en que todos hablamos de la nube (cloud computing), del famoso Big Data y de la importancia de diseñar con cabeza el CPD, se nos plantean nuevas opciones que pasan, entre otros, por la vía de la externalización (outsourcing) de servicios.

Pensar en esta opción ya supone una decisión importante, pues estamos pasando de tener el CPD realizado a medida en nuestras instalaciones a llevarlo a otra empresa especializada en estos servicios. Llegados a este punto, podemos optar por hosting (alojamiento de los servicios necesarios en un CPD externo) o housing/colocation (alojamiento de nuestros propios servidores en un CPD externo). Pero, ¿por qué tomar esta decisión de externalizar?

Para ponernos en situación, vamos a usar como guía las preguntas lanzadas por Robert:

– Una vez que llevemos un tiempo con nuestro CPD en marcha, podremos ser capaces de estimar unos costes más o menos orientativos, aunque a priori casi todo son variables, pues en función de la temperatura, tendremos que usar más o menos refrigeración, cuando toque instalar parches de seguridad o actualizar sistemas/aplicaciones necesitaremos más gente, si hay cualquier incidente también necesitaremos refuerzos…

– La capacidad de nuestro CPD será la que hayamos tomado como objetivo al diseñarlo, pero teniendo en cuenta que la tendencia es que los datos se dupliquen cada 12-18 meses, nos podemos encontrar con un sobredimensionamiento (exceso de costes) o un infradimensionamiento (problemas de rendimiento). ¿Y cuando alcancemos el límite de nuestro CPD? Todo dependerá de si en su diseño inicial pensamos en las opciones de escalabilidad, compatibilidad con sistemas (HW) más modernos, etc.

– La seguridad es algo que avanza muy rápidamente. Hace poco Chema Alonso (conocido hacker ético) comentaba que “los malos no descansan nunca, están las 24 horas y con unos recursos casi ilimitados” ¿Qué recursos extras tenemos nosotros para encargarnos de la seguridad? ¿Está nuestro personal capacitado y a la última en cuanto a las nuevas amenazas y cómo hacerles frente? Tal vez al inaugurar nuestro CPD hayamos tenido todo esto en cuenta y contemos con la última tecnología de protección, pero si una nueva vulnerabilidad aparece una semana después, podemos estar vendidos… La seguridad 100% no existe.

Bcrs-cpd

  – ¿Qué pasa si hay un corte eléctrico? ¿O un incendio? ¿O un error al actualizar los sistemas? Si no hemos pensado en un plan de continuidad, estaremos sin servicio el tiempo que tarde nuestro departamento en volver a poner todo en marcha y revisar que no se ha estropeado nada. Podemos tener nuestro CPD replicado (alta disponibilidad), pero normalmente sale carísimo, pues supone duplicar prácticamente toda la infraestructura.

  – Tanto la velocidad de conexión como los requisitos de dispositivos y aplicaciones varían, normalmente ambos van en aumento, así que si más usuarios de nuestra empresa comienzan a acceder a las aplicaciones a través de sus tablets o smartphones (movilidad), o las nuevas versiones usan más datos, ¿podremos mantener el rendimiento de nuestro CPD? Es posible que los tiempo de espera se alarguen más de la cuenta.

Como vemos, planteándonos las preguntas adecuadas (y estas son sólo algunas) podemos tener una rápida panorámica de nuestro CPD y el futuro que le espera.

Por eso, al plantearnos la externalización de nuestro centro de datos, estamos dando un gran paso en favor de la reducción de costes y la mejor eficiencia del servicio. ¿Por qué? Básicamente, porque al contratar como un servicio, ya sabemos de antemano cuánto nos va a costar. Es probable que haya una serie de gastos variables, pero estarán predefinidos por tramos; además no tendremos que estar pendientes de cortes eléctricos, inundaciones, tiempos de actualización o aplicación de parches de seguridad, el servicio estará siempre operativo; incluso podremos olvidarnos de la seguridad, ya que no seremos nosotros, sino el prestador del servicio el responsable de estar a la última, conocer las nuevas vulnerabilidades… Por último, si nuestras necesidades crecen, no tendremos que comenzar un análisis de compatibilidad, comparar precios del nuevo equipamiento, etc., tan sólo habrá que avisar a nuestro proveedor para que llegado el momento, “nuestro CPD crezca” acorde a los nuevos requerimientos.

Estos servicios suponen ahora mismo una tendencia indiscutiblemente al alza, ya que en un momento de crisis como el actual, mientras más variables eliminemos de nuestros costes, mejor. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios