BAQUIA

¿Conoces OpenStack Swift?

OpenStack, el proyecto cloud open source que más está dando que hablar en los últimos años, ofrece a las empresas una forma económica de almacenar grandes cantidades de datos en la nube, a través de Open Stack Swift. Es un servicio no demasiado conocido, eclipsado por otos más populares como Amazon Web Services, pero que ofrece indudables ventajas a las empresas.

Search Cloud Storage ha publicado una entrevista con Beth Cohen, arquitecto de Cloud Technology Partners, empresa de servicios en la nube con sede en Boston. En la entrevista Cohen proporciona asesoramiento sobre los tipos y cantidades de datos necesarios para que OpenStack Swift sea la opción más adecuada de almacenamiento cloud, además del número recomendado de zonas y centros de datos, y consejos para ahorrar costes económicos.

          Openstack swift

Según Cohen, Swift podría ser la opción más adecuada para grandes grupos de cantidades de datos relativamente pequeños. En Swift hay un límite de 5 GB por objeto, por lo que si pretendes almacenar, por ejemplo, grandes archivos de vídeos, tendrás que separarlos en diferentes archivos. Sin embargo, un gran paquete de pequeños archivos o documentos serían muy recomendable para Swift.

En cuanto a las herramientas que la gente puede utilizar para trabajar con OpenStack Swift, se encuentran aquellas habituales de Linux, como Euca2ools, Nagios, Zanoss y otras herramientas estándar

Además, OpenStack Swift es compatible con la API de Amazon S3 y la soporta de manera razonable. Esto es un punto importante ya que muchos usuarios están moviéndose a las nubes híbridas o con múltiples puntos de almacenamiento, es decir, que algunos archivos pueden almacenarse en OpenStack mientras que otros permanezcan en lugares de almacenamiento más tradicionales.

Por otro lado, para garantizar la protección de datos con Swift, Cohen recomienda hacer tres copias de datos en una jerarquía de ubicaciones, que podrían perfectamente estar ubicadas en diferentes centros de datos situados en diferentes partes del mundo. Si por cualquier motivo un centro de datos dejase de estar disponible, aún tendríamos otros dos operando a la perfección.

Por último, para ahorrar dinero con Swift, Cohen propone algunos consejos. Por ejemplo, uno de ellos es ahorrar en la parte del hardware comercial. Swift permite reducir el número de racks, o evita implementar RAID en los nodos porque ya viene implementado en la arquitectura.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios