BAQUIA

¿Captcha?

Seguro que habéis pasado por algún captcha en alguna de vuestras visitas a webs de todo tipo. La idea original de Luis von Ahan y Manuel Blum impide que sean ordenadores los que entren de manera no autorizada en entornos web.

La tecnología hace especialmente difícil que un OCR pueda leer el código que aparece en pantalla, y sirve para discriminar a la gente y dejarles entrar en un entorno web. La verdadera ventaja es que utiliza fuentes antiguas, que no se encuentran en ningún OCR pero que sirven para, por ejemplo, digitalizar textos de libros antiguos.

Lo encantador del uso de esta tecnología es que permite, sin que nadie se dé cuenta, digitalizar unos 150.000 libros antiguos al año. Cada vez que copias un texto CAPTCHA estás convirtiendo una vieja fuente de un libro a un texto digital almacenable. A lo mejor ahora te esfuerzas más y lo maldices menos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios