BAQUIA

Mucha Smart TV pero nada de televisión inteligente

Lg-incorpora-contenidos-audiovisuales-del-estado-en-su-plataforma-smart-tv

En los últimos años ha mejorado, y mucho, la calidad de imagen que llega a nuestros hogares, además con la llegada del TDT hemos pasado de tener sólo unos canales a ni siquiera saber cuántos hemos sintonizado, y por fin también la versión original… ahora podemos practicar idiomas viendo la TV, o conocer cómo hablan nuestros actores favoritos.

Acompañando a todos estos progresos, como era de esperar, han llegado nuevos dispositivos capaces de aprovechar las citadas mejoras, e incluso permitir la conexión a internet, realización de videoconferencias, uso de aplicaciones nativas,… son lo que llaman SmartTV.

La combinación de conexión a internet y de aplicaciones nativas, ha permitido la llegada de la televisión a la carta.

Ahora es cuando planteo mi pregunta ¿es eso lo que queremos? ¿es eso televisión inteligente?

Por decirlo en una palabra, NO. Eso es más programación, con más opciones y mejor calidad, pero por mucho que mire no encuentro dónde puede estar la parte inteligente.

Últimamente hablamos mucho de inteligencia de negocio (business intelligence) y, la televisión es al fin y al cabo un negocio como cualquier otro ¿por qué entonces no aplican esa inteligencia para poder ofrecernos lo que realmente queremos?

El primer problema, para empezar, es que la calidad de la programación deja por lo general bastante que desear, pero ahí no voy a entrar porque la programación suele ir acorde con lo que el público demanda y si hay telebasura, es porque a la gente le gusta…

Si rebuscamos bien, sí que hay contenido de calidad, lo que pasa es que está cada vez más repartido, tienden a cambiar las franjas horarias sin previo aviso y para más INRI, la gestión de la publicidad es penosa. Bueno, penosa para el espectador claro está.
La publicidad, no tengo ninguna duda, es necesaria en la televisión pero si la gestionaran de una manera (de nuevo) más inteligente, el aprovechamiento sería mayor para los anunciantes y la experiencia mejor para el espectador.

Confianza-y-relevancia-e1370679452460Es una cuestión de relevancia, y os aseguro que no es la única vez que oiremos hablar de esta palabra. Cuando algo resulta interesante, incluso aunque contenga publicidad, no nos molesta, no la evitamos, prestamos atención… porque ha pasado a ser algo relevante.

Lo primero es conocer al espectador, y eso no es decir que a un alto porcentaje de la población le guste esa telebasura y llenar la parrilla con ella, sino comenzar a escuchar a la gente y acercarles la televisión que buscan
Hace un par de meses oí hablar por primera vez de un proyecto que estoy deseando probar, algo que sí prometía una televisión inteligente de verdad basada en los gustos de cada uno.

Cuando sólo nos dicen la enorme crisis que tenemos en nuestro país, algunos ven nuevas oportunidades de hacer las cosas de otra forma. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios