BAQUIA

Vodafone Sol: cuando el naming sale por la culata

Hay varias formas de asociar una marca a un soporte. Hace unos meses, Metro de Madrid implantó una fórmula con la que conseguía parchear algo sus maltrechas cuentas, a la vez que convencía a los patrocinadores de los beneficios de exponer su marca o producto a miles de viajeros cada día.

De esta forma, durante el mes de marzo la emblemática estación de Sol se convertía en Sol Galaxy Note. Después, Vodafone firmó un patrocinio de tres años por 3 millones de euros para toda la línea 2 de Metro, incluyendo otra vez el renombramiento de la estación de Sol, que desde el pasado 1 de junio pasa a llamarse Vodafone Sol.

Ahora bien, los meses de julio y agosto suelen ser aprovechados para reformas importantes en el suburbano madrileño, dado el menor tránsito de pasajeros y trenes. Y resulta que desde principios de julio hasta septiembre, el servicio estará interrumpido entre las estaciones de Bilbao y (Vodafone) Sol de la línea 1.

De esta forma, los viajeros que circulan por cualquiera de los andenes o pasillos del Metro de Madrid ven a todas horas en los paneles luminosos el siguiente mensaje:

Suspensionvodafone

O dicho de otra forma, durante más de dos meses leerán “Suspensión” y "Servicio suspendido" muy cerca de “Vodafone”. Mal negocio (siquiera subliminalmente) para la marca, ¿no les parece?


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios