BAQUIA

Toda tu oficina disponible en el cloud

Como sabemos hoy en día todo está en la nube, tanto en nuestro trabajo como en casa o incluso los deberes de los niños, en todo la palabra clave es movilidad, es decir, poder acceder a cualquier archivo sin importar desde dónde nos conectemos, o con qué dispositivo lo hagamos. Atrás quedaron los tiempos de llevarnos el disquette (los famosos floppy, eso suena a mayores ya) o el USB a casa de alguien, para seguir trabajando o simplemente para compartir un documento.

Imagen365_2Pero una vez que hemos podido acceder a cualquier archivo/documento desde cualquier parte, llega la siguiente pregunta ¿podemos usarlo? Es decir, ya es accesible, ¿pero es usable? 

Con el auge de la nube, y las soluciones SaaS (Software as a Service) una de las primeras aplicaciones que más nos llaman la atención son las suites ofimáticas, que nos permiten poder acceder a esos documentos, abrirlos y editarlos como si estuviéramos en nuestro ordenador, de forma que estar fuera de la oficina o de nuestra casa, ya no signifique estar fuera de juego.

Es indiscutible que Office 365 de Microsoft, es la referencia mundial en cuanto a suites ofimáticas, el estándar y si usamos otras, siempre nos queda la duda de si la otra persona (que por supuesto usa Office 365) podrá abrir correctamente el documento.

Imagen365_4

Además su decisión de lanzar Office 365 fue muy acertada, pero no sólo por contar con los tradicionales programas que componen la suite, sino que además ofrece:

 – Videoconferencias en alta definición
 – Email profesional
 – Gestión informática simplificada
 – Red social interna
 – Acceso remoto a documentos

 

Y por fin accediendo desde cualquier dispositivo. Lo dicho, una apuesta interesante y muy acertada por parte de Microsoft, integrando además características típicas de la nube:
Imagen365_1

– Pago por uso, con lo que ganamos en flexibilidad, ¿que necesitamos 2 usuarios más durante el verano? Pues sólo pago su uso durante el verano, una opción muy interesante para combatir la piratería.

 – No necesitamos altos conocimientos en TI, al usarlo desde la nube, no necesitamos cambiar permisos en el PC para una nueva instalación, mirando si las actualizaciones necesarias están instaladas,… sólo usarlo cuando lo necesitemos.
 – Al poder alojar también los documentos en la nube, evitamos reenviarlos cada vez que cambiamos algo (que acaba suponiendo tener varias versiones), sólo es necesario compartirlo con la persona que queremos que lo vea.

Como muchos ya sabéis en los últimos meses he podido probar varios modelos de Nokia Lumia, que funcionan con Windows Phone, y una de las ventajas que tienen a la hora de trabajar es que los documentos de Excel, Word o Powerpoint se abren perfectamente en el teléfono, todo está en su sitio y, si creas el documento desde el móvil, se guarda directamente en el mismo formato que luego usarás desde el PC.

Os dejo un par de vídeos para expresar esta comodidad de la que os hablo. 

0

0


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios