BAQUIA

Los ajustes y las componendas

Cuesta mucho dejar a un lado compromisos adquiridos en momentos de zozobra. Has prometido cosas que luego no puedes cumplir, te has hecho compañeros de viaje que luego no aportan lo suficiente o que no son lo suficientemente expertos en lo que necesitas y tienes que tomar decisiones muy difíciles. Sobre todo, cuando ello involucra amigos y gente que se ha comprometido contigo al inicio.

Sacar adelante una start-up es muy complejo. Necesitas un equipo idóneo y, cuando te das cuenta de que alguien no está a la altura, tienes que sustituirlo por mucho que te cueste anímicamente. El proyecto debe estar por encima de los personalismos. Las componendas solo retrasan la decisión y pueden cargarse la empresa.

Lo dicen un refrán muy español, "si quieres hacer una tortilla tienes que romper huevos". Es lo que hay.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios