BAQUIA

Ubuntu EDGE nacerá del crowdfunding

Ya hemos hablado en anteriores ocasiones en Baquía de cómo Ubuntu quiere ser un importante player del mercado de los smartphones, con su propio sistema completamente libre (Android, pese a lo que muchos creen, no es plenamente libre).

Pero estando aún en los primeros compases de su salida al mercado, han debido darse cuenta de que si siguen la misma estrategia que Android (ofrecer su sistema a cualquiera), probablemente acaben teniendo una situación parecida a estos, con una gran segmentación de mercado, y sin llegar a afectar realmente al otro gran protagonista, Apple (iPhone).

Una estrategia posible, era la que ha usado FirefoxOS en su presentación, es decir, presentar un terminal con las menores especificaciones posibles para que funcione el sistema. Algo que a tenor de los primeros comentarios, no ha tenido una gran acogida entre los entendidos, aunque probablemente si consigan llegar a ese público no iniciado con smartphones de gama baja y a bajo precio.

Ubuntu ha querido ser diferente también en este aspecto y desarrollar su propia estrategia, aunque podemos observar ciertas similitudes con la de Google y su Android. Ubuntu Phone estará disponible para instalar en terminales de distintas marcas, siempre que cumplan unos requisitos mínimos, sin embargo, han lanzado a todo el mundo un interesante reto, consistente en crear un smartphone propio, denominado Ubuntu Edge, con algunas características similares (las multimedia) a otros smartphones de gama alta, y otras características muy diferentes, como son:
   – doble antena LTE para una mejor cobertura
   – carcasa de titanio
   – la pantalla de cristal de zafiro (sólo un diamante podría dañarla según dicen)
   – procesador de 4 núcleos
   – 128 GB de almacenamiento
   – 4 GB de RAM

Como habréis podido adivinar, son principalmente estas últimas características las que lo diferencian ampliamente de otros smartphones. Pero no es algo fortuito o anecdótico, sino que responde a la idea de tener nuestro PC en el bolsillo y que al conectarlo a la pantalla y teclado tengamos un verdadero equipo de escritorio.

0

Pero el punto diferenciador de su estrategia no radica únicamente en las características del terminal que planean fabricar, sino más bien en la forma de conseguir la financiación, y es que, basándose en los principios de comunidad y participación tan propios de Linux, han optado por el crowdfunding como fuente de ingresos para llevar a cabo su proyecto. Para ello han elegido una de las plataformas que mencionaba recientemente en un artículo: Indiegogo.

El proyecto, es de los más ambiciosos de este tipo que he visto, pues se han propuesto recaudar 32M$ en tan sólo 32 días, es decir, a millón de dólares por día, con la condición , además, de que si el próximo 21 de agosto a las 23:59 no se ha alcanzado esa cifra, se devolverán todas las aportaciones, en cuyo caso, supongo que plantearán el proyecto de otra manera, pues es demasiado atractivo como para dejarlo de lado.

En estos momentos, llevan recaudados casi 7,3M$ y faltan aún 23 días para alcanzar la meta, ¿lo conseguirán?

Lo cierto es que durante los primeros días de campaña las donaciones subían muy rápido, pero es probable que de ahora en adelante vayan subiendo más lentamente, pues algunas de las opciones de donación más interesantes, ya han agotado el cupo. Aunque la prueba de que Ubuntu está muy atento a la velocidad a la que avanza y que no dejará escapar la oportunidad, es que para compensar los paquetes que se han agotado, han sacado otros nuevos, para animar a nuevos inversores.

En cualquier caso, antes del final de este mes sabremos si Ubuntu Edge verá la luz o no.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios