BAQUIA

Los bancos van migrando al móvil… poco a poco

Cada vez usamos más el móvil para todo, eso no es ningún secreto, y los servicios bancarios son uno de los sectores que más beneficiados han salido, sobre todo con la generalización de los smartphones entre los usuarios.

Según un estudio realizado por entidades bancarias nacionales a finales del mes de junio, más de la mitad de sus clientes conoce la banca online y aproximadamente el 30% la usa habitualmente.

Probablemente, desde el punto de vista de profesionales en tecnología, estas cifras nos parezcan muy bajas, pues estamos acostumbrados a hacer casi de todo desde nuestro smartphone. Sin embargo, tenemos que pensar en toda esa gente que no tiene smartphone o no tiene acceso a internet (sí, aún hay muchos).

De hecho nos costará menos entenderlo si a principios de mes pasamos por una sucursal bancaria y vemos las colas de gente mayor que va a cobrar (en metálico) su pensión. Puede parecernos algo surrealista, con lo cómodo que es tener todo domiciliado y realizar las gestiones desde casa, pero es algo aún muy habitual.

Volviendo a las conclusiones del citado informe, vemos que cada vez más entidades dan el salto, con su versión online, a las pequeñas pantallas de los dispositivos móviles (smartphones y tablets), convirtiéndolos en nuevos canales de distribución.

De esta forma, consiguen llegar mejor a sus clientes, al ofrecer servicios con mejores condiciones y más adaptados a las necesidades de cada uno.

BancotabletSeguridad, agilidad (entendida como rapidez de acceso) y disponibilidad las 24 horas del día son los principales impulsores de este crecimiento, siendo consulta de saldo, realización de transferencias y localización de oficinas las operaciones más habituales.

Es destacable que cerca del 20% de los usuarios realiza también gestión de recibos y operaciones en bolsa a través de la banca online. Y un porcentaje aún pequeño, pero creciente, utiliza el servicio Hal Cash, que permite enviar dinero, de forma inmediata y sin coste, a cualquier persona que tenga un teléfono, aunque no sea cliente del banco y, sin tener que utilizar tarjetas.

Estos avances suponen un paso de gigante hacia la autogestión de las cuentas gracias a estas nuevas herramientas.

Por último, la comunicación de doble sentido a través de las apps es la mejor opción para mejorar el servicio al cliente, aprovechando su colaboración e información sobre uso.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios