BAQUIA

Big Data: Hype, Hope or Reality?

Ayer pude asistir al evento organizado por IDC bajo el título “Big Data & Analytics: La gran revolución de los datos”, que nos presentaba una agenda muy interesante con ponentes de conocidas firmas (IBM, Konica Minolta, BEEVA, Microstrategy…), de la mano de Rafael Achaerandio, director de IDC en España.

Me gustó el primer planteamiento que nos lanzaron en forma de pregunta, porque es cierto que últimamente oímos hablar de Big Data hasta en la sopa; pero, ¿se trata de una estrategia publicitaria para vender más (hype), de algo que esperamos que suceda (hope), o de algo que ya está aquí (reality)?

En cualquier caso, lo cierto es que desde 2005 la información no para de crecer (de hecho, lo hace a un ratio del 300%). En palabras de Ginni Rometti (Presidenta y CEO de IBM), “Los datos son el nuevo recurso natural”.

Es decir, cada vez generamos y almacenamos más datos, lo de que luego se analicen o no ya es otra historia. Pero justo antes de eso sería preciso pararnos a pensar: de toda la información que generamos o almacenamos ¿cuál es válida?

Según datos de un reciente estudio, el 23% de la información podría ser útil, siempre que fuera correctamente analizada y procesada… pero es que actualmente nos encontramos ¡por debajo del 1%!

¿Os dais cuenta del enorme margen de mejora que tenemos?

A la hora de pensar en Big Data, por ponerle cara, debemos tener en mente toda la información que tenemos a nuestro alcance, tanto estructurada como no estructurada, siempre que podamos integrarla dentro de la organización.

Libreria-1

Algunos hablan del Big Data de las "3 Vs”, del Volumen de los datos, su Variedad y la Velocidad con la que accedemos a ellos. Pero esas 3 Vs valen de poco si no le añadimos una cuarta, la del Valor. Dicho de otra manera, si los datos que manejamos no tienen ningún valor para nuestra organización, ¿de qué nos sirven?

Si buscamos en la red o preguntamos a expertos, lo más cada uno nos de una definición diferente de Big Data, aunque sí hay algo en lo que todos coinciden: se trata de un mercado grandísimo. Y por grandísimo me refiero a unos 2 billones (americanos) de dólares actualmente, con capacidad de superar los 20 en los próximos años.

Llegados a este punto surgió un nuevo e interesante término: Infoapocalipsis.

Y es que la validez de la información también ha cambiado, ahora son importantes o bien de forma inmediata, o bien a largo plazo, mientras parece que su valor a medio plazo ha desaparecido.

En este aspecto, nos enfrentamos a 4 grandes retos:

Capturar la información: cada vez pagaremos más por la calidad de los datos, y menos por el servicio prestado, que es lo que pagamos ahora.

Capacidad de procesado: una vez que tengo los datos, ¿qué hago con ellos?

Análisis: consistente en traducir los datos en información y ésta en valor para nuestra empresa.

Utilización: superados los tres primeros retos, llega el momento de sacarle provecho, encontrar el beneficio para nuestra organización.

Según el último informe publicado por McKinsey, las empresas orientadas a la información (o data driven companies en inglés) son mucho más competitivas y están creciendo más pese a la crisis, que sus competencia.

Ahora evidentemente, se nos plantean nuevos retos en nuestras organizaciones aprovechando el potencial del Big Data para convertirnos en data driven business. ¿En qué punto nos encontramos? ¿Cómo afrontar el cambio?

Dejo la respuesta abierta para que participéis, aunque entiendo que uno de los aspectos más importantes es ser capaces de involucrar a la alta dirección. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios