BAQUIA

Sólo un 7% de las empresas españolas tiene una percepción real de las amenazas de seguridad

Cada día recibimos multitud de correos, muchos de los cuales van directamente a la papelera o a la carpeta de correo no deseado, el conocido SPAM.

De hecho los sistemas de protección actuales son tan eficientes, que en ocasiones (más de la cuenta) no percibimos que nos envían SPAM, o que somos atacados, porque estos sistemas detienen las amenazas antes de que lleguen a nosotros.  Por no ir más lejos, nosotros mismos hemos sufrido varios ataques recientemente, de los que sólo hemos tenido noticias gracias a la estrecha relación con Imperva e Icapsula, que son quienes gestionan nuestro WAF.

Si nos hacemos eco del último informe presentado por Kaspersky Lab, bajo el nombre “Riesgos globales en seguridad corporativa 2013”, más del 96% de las empresas españolas han sufrido algún tipo de ciberataque a lo largo del último año, una cifra un poco superior a la media en todo el mundo, que es del 91%.

Cada día surcan la red cerca de 200.000 nuevas formas de malware provenientes de todas partes del mundo, pero sólo el 7% de nuestras empresas es consciente de la amenaza que supone para su continuidad, mientras que en torno al 87% subestima su peligrosidad. Cifras muy dispares según qué país estemos mirando, aunque siempre lejos de lo deseable.

Es esa la verdadera amenaza, pensar que estamos a salvo, o que las cosas son menos malas de lo que nos cuentan.

Es cierto que, como mencionaba anteriormente, los sistemas de protección (desde los antivirus de nuestro PC, hasta los complejos IPS o sistemas UTM) han evolucionado mucho y son cada vez más inteligentes y más eficientes, pero teniendo en cuenta que con tendencias como Big Data o BYOD, cada vez generamos mayor cantidad de información y, que cada vez la compartimos y almacenamos más para su posterior uso o análisis, es lógico pensar que “los malos de la película” hagan cada vez más esfuerzos por romper esas barreras que ponemos en nuestras infraestructuras.

Ya no hablamos sólo de virus y SPAM, otras amenazas como el spyware, o el phishing están enormemente extendidos y además van en aumento. Las cifras del mencionado informe revelan que existe mucha conciencia sobre este tema, pero poco conocimiento.

Si pensamos en nuestro país, el 49% de las empresas que sufrieron ataques en los últimos 12 meses, (46% a nivel global) admite sin reservas que los ciberataques siguen aumentando.

Ya no es sólo una cuestión de contar con la mejor solución, puesto que la seguridad 100% no existe, siempre habrá alguien capaz de encontrar un agujero o una vulnerabilidad nueva donde nadie había mirado antes. Es preciso por tanto encontrar el equilibrio entre inversión realizada y nivel de seguridad deseado.

Pero esto sólo es posible si creamos una cultura de seguridad. Hace poco en unas oficinas de una multinacional, me encontré un cartel parecido a este:

Securitywithoutu

Se pueden poner más carteles (había bastantes), pero es prácticamente imposible transmitir más claro el mensaje de que la seguridad (informática) de la empresa no es sólo cuestión del departamento de IT, sino que todos debemos estar implicados, ya que normalmente el empleado es el eslabón más débil.

Así que, por ir resumiendo, recuerda que es muy cómodo usar un sólo móvil o tenerlo todo en el mismo portátil, pero ¿estás comprometiendo tu seguridad?…y ojo, que la pregunta va en los dos sentidos profesional-personal, puedes estar comprometiendo datos de tu empresa o compartiendo tus archivos personales.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios