BAQUIA

Del Obamacare al “shutdown”: la batalla digital

Los millones de empleados públicos que ven resentidos sus empleos y los ciudadanos afectados por la disminución de prestaciones de toda clase están, previsiblemente, muy enojados. Y, desde el primer minuto, las redes sociales no han tardado en reflejar el abanico de reacciones frente a este sorpresivo e irregular escenario en el que ha desembocado la falta de consenso entre republicanos y demócratas.

El desacuerdo entre ambos partidos es, precisamente, la principal crítica expresada tanto en Facebook como en Twitter. En esta última red social, no es casual que miles de comentarios se hayan agrupado bajo el hashtag #DearCongress (“Querido Congreso”). Al margen de las críticas puntuales a cada partido, la mayoría de los usuarios se preguntaba por estas horas por qué sus representantes habían demostrado tanta ineficiencia a la hora de legislar. Pero la diferencia con respecto al anterior “shutdown” (ocurrido en 1995 bajo la presidencia de Bill Clinton) sólo es de forma: en aquel entonces los ciudadanos debieron canalizar sus posturas inundando el Capitolio y la Casa Blanca con miles de cartas.

El debate de las 13 mil palabras

Mientras nadie ignora que el llamado “Obamacare”, la ambiciosa iniciativa presidencial para permitir el acceso universal a la salud a millones de norteamericanos, es el origen de esta inusual parálisis institucional, es menos conocido el intenso debate digital que este proyecto ha tenido en Wikipedia.

Desde el principio, los promotores y detractores del proyecto han entendido que fijar su posición en la emblemática enciclopedia virtual equivale a ganar una enorme influencia. La visibilidad que otorga Wikipedia, cuyos contenidos se ubican entre los primeros resultados que ofrecen los buscadores sobre casi cualquier tema, no tiene comparación. En este sentido, no sorprende que la entrada sobre la Patient Protection and Affordable Care Act (nombre formal de la ley) se haya transformado en un extenso artículo explicado en 13.000 palabras y apoyado en 363 referencias.

Pero hay otras cifras mucho más ilustrativas sobre el artículo: las que reflejan quiénes, cómo y con cuánta intensidad se abocaron a la tarea de escribirlo. En abierto contraste con el funcionamiento del congreso, el foro virtual de Wikipedia no ha cerrado debido a sus desacuerdos. Los 1.400 usuarios que participaron en la edición del artículo sobre la reforma sanitaria han invertido, en conjunto, 4.500 horas de sus vidas. Otro dato relevante es que por cada palabra que contiene el artículo, ha habido otras 7 en su página de discusión. Probablemente pocos temas han generado tanto fervor y, al mismo tiempo, tanta necesidad de ser debidamente argumentados en un espacio que aspira a mantener cierta neutralidad.

Impacto profundo

Estas batallas editoriales son representativas del gran papel que juega Wikipedia como formadora de opinión. Los 400 millones de visitantes únicos que la enciclopedia registra cada mes arriban a ella buscando referencias sobre asuntos diversos sobre política y economía pero también sobre marcas, compañías, personajes y productos.

Frente a estas circunstancias, queda claro que la visibilidad que otorga Wikipedia no es un dato menor. La enciclopedia, que registra un promedio de 3.000 consultas por segundo, es un espejo dónde incluso las compañías más exitosas quieren verse adecuadamente reflejadas. Según un estudio de WikiExperts, el 97% de las 500 compañías del ranking de Fortune cuentan con un perfil en la enciclopedia y éste aparece siempre entre los 10 primeros resultados que arroja Google.

Tanto estos datos como la intensa batalla virtual por definir la reforma sanitaria, parecen corroborar que el protagonismo de Wikipedia excede el conocimiento estrictamente científico o divulgativo. La enciclopedia se ha convertido en el foro más relevante del siglo XXI y, por lo tanto, en el ámbito ideal para expresar ideas y propagarlas a la velocidad que marcan los tiempos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios