BAQUIA

La minería de datos

Hace unos días, estuve en un desaryuno de trabajo organizado por Microstrategy, querían presentar algunas de sus últimas novedades, y durante un rato, centraron la atención en algo tan importante (y no necesariamente muy conocido) como es la minería de datos (data mining en inglés).

Este campo de la investigación, está íntimamente ligado a dos de las tendencias más prioritarias en materia de IT hoy en día: el Big Data y la Business Intelligence (de la que es parte).

Pero ¿en qué consiste exactamente la minería de datos?

A nadie se le escapa que cuanto mejor sea la información con que contamos, mejores podrán ser las decisiones que tomemos, tanto para nuestro negocio, como para otros ámbitos de nuestra vida, eso es básicamente de lo que se encarga la business intelligence, tomar las decisiones con información útil.

Para poder obtener esa información, es preciso tener datos “en bruto” y, de hecho, mientras más mejor, porque más fiable serán los resultados, por eso hoy en día la mayoría de organizaciones se hayan inmersas en proyectos de Big Data, su propio nombre lo indica “grandes datos, grandes volúmenes de datos”.

Pero como ya hemos mencionado en alguna ocasión, todos los datos que almacenamos en eso que llamamos Big Data, no son más que gran amalgama de información no estructurada, que a priori, no nos sirve para nada por mucho que acumulemos, es por eso que combinar ese proceso de acumulación de datos con otro de análisis de la misma, es fundamental.

Lo que pasa es que como esa información no está estructurada, para nosotros es imposible entenderla o sacar cualquier información de provecho, ahí es donde interviene la mencionada minería de datos.

Uno de los procesos más importantes dentro de cualquier proyecto de business intelligence (BI), es lo que se suele llamar ETL (extract, transform, load en inglés), esa es precisamente la parte en que interviene la minería de datos. Es decir, extraemos los datos que nos pueden ser útiles, los transformamos en algo que podamos entender y los volvemos a cargar en el sistema,… que finalmente nos mostrará un completo, útil y vistoso dashboard, que usaremos para esa toma de decisiones que citaba más arriba.

Las novedades de las que hablo al inicio de este artículo, se refieren precisamente a facilidades a la hora de manejar esos datos. Realmente no es algo exclusivo de Microstrategy, hoy en día son muchas las herramientas de BI que nos permiten por ejemplo coger los datos de fuentes diferentes (hojas Excel, SaaS CRMs como Salesforce, y otros tipos de bases de datos.

Hicieron mención también a algo importante como es enriquecer el dato, en su caso, pusieron el ejemplo de añadir la geolocalización, aunque he visto interesantísimos casos en los que ese enriquecimiento proviene directamente de información sacada de las redes sociales, que como ya sabemos es donde los usuarios volcamos desinteresada y gratuitamente gran cantidad de información.

En fin, lo que sí me pareció innovador y muy provechoso, fue el gran avance que mostraron con los dispositivos táctiles, cada vez más populares en el ámbito profesional. Aquí mostraron apps nativas para los principales sistemas(iOS y Android), pero con el inmenso valor añadido de que no se trata, como en la mayoría de casos, de un simple visor de la información, sino que puedes interactuar plenamente con ella, usar y modificar todos los datos en tiempo real, aprovechando toda ls comodidad caracterísgica de las pantallas táctiles.

¿Qué os parece? ¿Veis factible la posibilidad de usar estas potentes herramientas de análisis desde vuestro smartphone o tablet? a mí sin duda me parece un gran avance. 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios