BAQUIA

EVO sigue marcando las diferencias, hasta en los escaparates

Desde hace años, pero sobre todo en los últimos 5, los titulares de los diversos medios están repletos de noticias económicas, lo que hace que nuestra vida cotidiana también esté marcada más de lo que nos gustaría por estas cuestiones.

A nadie le extrañaría si digo que existe un exceso de información de parámetros y actualidades financieras, lo que para los expertos es un placer, pero que para la gran masa es algo un tanto abrumador.

Por lo general en los entornos profesionales, y más si tenemos como base una formación económica, estemos habituados a estar pendientes de estos temas, pero hemos llegado a un punto en que hasta para los niños era normal oír hablar en casa de la desaceleración económica, el FMI, el Banco Central Europeo, y…¿cuántas veces nos han preguntado quién de las primas era esa prima de riesgo? Y dónde vive, que estaba todo el día subiendo y ahora por fin está bajando…

En medio de tal maraña de información económica, nos encontramos por supuesto con gran cantidad de noticias relativas a la creación y desaparición de entidades bancarias.

Entre las nuevas entidades apareció EVO, apostando por un modelo mucho más moderno de banco, que entiende cuál es la preocupación de la sociedad respecto a SU economía. Es decir, el ahorro, y por eso mismo diseñaron un producto fácil de entender, la Cuenta Inteligente, cuya principal característica es que mientras mantiene la política de cero comisiones, ofrece la opción de ahorrar automáticamente con una rentabilidad bastante interesante y total liquidez.

La pregunta es ¿les está funcionando?

A todas luces parece que sí, pues bajo esta filosofía de “descansa plácidamente” cada vez más usuarios se pasan a la comodidad de esta cuenta y de los nuevos horarios (¡el banco abierto por las tardes!).
Para celebrarlo, la entidad ha decidido instalar una cama en la sucursal de Alberto Aguilera (en Madrid) donde se puede ver, desde el escaparate cómo los clientes de la Cuenta Inteligente se sientan, tumban o incluso duermen plácidamente.

¿Qué os parece la idea?¿creéis que es una buena estrategia de marketing? 

0

 


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos



Comentarios